Especiales

Los nexos de García Luna con el Grupo Arhe

La detención de Genaro García Luna en Estados Unidos, acusado de colaborar con y proteger al Cártel de Sinaloa a cambio de millones de dólares de sobornos, también ha disparado otras líneas de investigación en México.

El mapa elaborado por los investigadores de la Unidad de Inteligencia Financiera no sólo reconstruyó la triangulación de recursos de García Luna y diversas empresas, sino que documentó los nexos del exsecretario de Seguridad Pública con el Grupo Arhe, cuyos accionistas principales, los hermanos sinaloenses Juan José y Erick Arellano Hernández, siguen en la mira de las autoridades bajo la sospecha de participar en operaciones de lavado de dinero.

Ignacio Rodríguez Reyna, Miriam Ramírez y Andrés Villarreal / Ríodoce y Quinto Elemento Lab

PARTE 2 / 2 Los otros Arellano

Un enorme diagrama de flujo muestra la compleja red de personas físicas, empresas, compañías fachada y transferencias de millones de pesos y dólares estructurada por Genaro García Luna para ocultar los recursos obtenidos “presumiblemente como sobornos por la ejecución de actos de corrupción” durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa.

Elaborado en diciembre de 2019 por los investigadores de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, el mapa detalla con minuciosidad los vínculos y la triangulación de recursos entre al menos cinco empresas y seis personas físicas, a las que responsabiliza de haber “planeado y ejecutado un rebuscado esquema dirigido por el extitular de la Secretaría de Seguridad Pública para ingresar recursos al sistema financiero nacional, para después dispersarlos en paraísos fiscales”.

En el mapa revisado por este equipo de periodistas se trazan las líneas que indican el flujo de decenas de millones de pesos y dólares, la ruta que siguen las transferencias, primero en bancos nacionales, y luego los envíos a Barbados, Curazao, Letonia, Panamá, Hong Kong y Chipre, entre otros centros off shore conocidos a nivel global por su permisividad para ocultar dinero ilícito.

Con pequeños íconos, parecidos a los que se usan en los juegos de mesa como Monopoly, se representan a las empresas que participan en el entramado. Una de ellas es Operadora Grupo Gas Mart S de RL de CV.

Cuando los investigadores reconstruían las huellas y transacciones financieras de García Luna se toparon con el nombre de esa empresa, para ellos desconocida hasta ese momento. 

No sabían mucho de ella, excepto lo que podían apreciar en el diagrama: Operadora Grupo Gas Mart había depositado en dos cortos periodos de 2016 un total de 5 millones 800 mil pesos a Glac Security Consulting, una de las firmas de asesoría en seguridad creadas por García Luna.  

El mapa, realizado por la UIF a partir de la información de inteligencia financiera en su poder, también incluye unas pequeñas imágenes de personas, parecidas a los emojis de Whatsapp. Son 22 en total.

Este es el mapa elaborado por los investigadores de la UIF*

*Coloca el cursor sobre la imagen para ver el mapa a detalle; si estás en un dispositivo móvil, desliza tu dedo sobre el área de la imagen.

Al trazar todas las transacciones y relaciones financieras de Genaro García Luna, de las empresas vinculadas a él y de sus hermanos, aparecieron los nombres de Operadora Grupo Gas Mart y de Juan José Arellano Hernández.
Fuente: UIF.

El perfil masculino más grande representa a García Luna; un par de perfiles femeninos a su hermana Esperanza y a su esposa Linda Cristina Pereyra. Dos figuras representan a Samuel Weinberg y a su hijo Jonathan Alexis Weinberg. Y, en un lugar lateral y de tamaño más pequeño, otro perfil masculino y un nombre: Juan José Arellano Hernández.

Juan José aparece en el mapa por dos razones: la primera, porque en julio de 2019 envió 2 millones 134 mil pesos a Samuel Weinberg, un empresario dedicado a la venta de tecnología de seguridad y espionaje.

Weinberg y su hijo Jonathan Alexis son responsabilizados por la UIF de participar en un esquema organizado por García Luna con un propósito específico, según se lee en la página 26 del acuerdo para bloquear las cuentas bancarias del exfuncionario público:

“Triangular recursos” que con “un alto grado de probabilidad tuvieron su origen en el pago de sobornos”, a través de una red de compañías “cuyas características indican que es posible que se trate de empresas fachada, creadas con el objetivo de ingresar recursos al sistema financiero nacional”.    

La segunda razón por la que Juan José Arellano Hernández aparece en el mapa está vinculada directamente con sus nexos con la empresa Operadora Grupo Gas Mart, de la que su madre, María Hernández Ramos, es, a través de otra empresa, la accionista principal.

Operadora Grupo Gas Mart, cuyo objeto social es proporcionar servicios de consultoría contable, fiscal, financiera y legal, es una de las más de 100 empresas que forman parte del Grupo Arhe, en el que directa o indirectamente participan como socios Juan José, su hermano Erick y su madre, así como otros familiares cercanos. (Ver Los otros hermanos Arellano).

Los millonarios depósitos de Operadora Grupo Gas Mart a la empresa del exsecretario de Seguridad Pública, que en otras circunstancias no llamarían demasiado la atención, adquirían otro sentido en el mapa elaborado por los investigadores de la UIF, que buscaban amarrar todos los cabos de las transacciones de las compañías de García Luna.

En un estudio compartido con el Grupo de Acción Financiera Internacional, el organismo internacional cuyo propósito es articular esfuerzos globales para prevenir y combatir el lavado de dinero, la UIF expuso el caso de García Luna, lo vinculó con el Cártel de Sinaloa y ubicó a Operadora Grupo Gas Mart como parte de la red.  

El estudio, del que los periodistas tienen una copia, destaca que la firma, a la que identifica como “empresa 6”, está constituida “en un estado de la República Mexicana de donde son originarios los principales líderes de los cárteles de la droga y cuya principal actividad radica en servicios de contaduría y asesoría”.

En la denuncia contra García Luna presentada por el titular de la UIF ante la Fiscalía General de la República el 24 de diciembre de 2019, a la cual también tuvieron acceso Ríodoce y Quinto Elemento Lab, se hace más específico el señalamiento sobre Operadora Grupo Gas Mart:

Esa empresa fue “constituida en Mazatlán, Sinaloa, en diciembre de 2012, con actividad financiera registrada de servicios de contaduría y auditoría”. Llama la atención, continúa la denuncia, que “envíe cantidades millonarias de recursos a favor de Glac Security Consulting Technology Risk Management, propiedad de García Luna, cuando no se vislumbra relación de negocios” entre ellas.

Por eso, concluye la UIF, es posible que Operadora Grupo Gas Mart “forme parte del esquema de triangulación planeado por Genaro García Luna a efecto de hacerse llegar recursos” a sus empresas, plan “ejecutado por diversas personas físicas allegadas al exfuncionario federal, a través de la creación de personas morales”.

Las empresas de esta red, entre las que incluye a varias de los Weinberg, fueron fondeadas “con un alto grado de probabilidad”, enfatiza el documento, con dinero “proveniente de los sobornos entregados por la delincuencia organizada a favor de García Luna”, así como con recursos resultantes del “desvío de fondos de la Secretaría de Gobernación y de la Tesorería de la Federación durante el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto”.     

Detenido en diciembre de 2019 en territorio estadunidense, Genaro García Luna actualmente se encuentra preso y aguarda juicio en la cárcel metropolitana de Brooklyn, Nueva York, acusado de haber participado en múltiples conspiraciones para traficar droga a Estados Unidos y haber protegido al Cártel de Sinaloa a cambio de decenas de millones de dólares.

TE RECOMENDAMOS: Los otros hermanos Arellano

* * *

En el extremo inferior izquierdo del mapa se localiza un nodo marcado por un círculo rojo, al centro del cual los investigadores de la UIF colocaron el nombre de la empresa Nunvav Inc, y del que salen y al que ingresan líneas de varios colores.

Una de esas líneas se desplaza horizontalmente hasta el extremo derecho del mapa y conecta con el ícono que representa a la empresa Operadora Grupo Gas Mart, la del Grupo Arhe. Ese vínculo gráfico indica que hubo una transacción de decenas de millones de pesos, a la que llegaremos párrafos adelante.  

Constituida en octubre de 2005 en un despacho legal dedicado a fabricar firmas de papel en Panamá, Nunvav Inc se estableció en México en 2011 y abrió cuentas en diversos bancos, en algunas de las cuales concedió a Jonathan Alexis Weinberg Pinto autorización para ejercer el control financiero de las mismas, sin que fuera accionista ni apoderado de la empresa.

Esa circunstancia llamó la atención de las autoridades. Resulta irregular, se apunta en la página 7 del acuerdo de bloqueo de las cuentas de García Luna, ya que no “existe ninguna lógica en que una persona que no tiene injerencia alguna” en la empresa “tenga la posibilidad de realizar operaciones financieras a su nombre”, por lo que la UIF cree que los panameños que aparecen como accionistas de Nunvav “únicamente sean testaferros” de alguien cercano a Jonathan Alexis, es decir de García Luna.   

Ese mismo 2011, “de manera casi simultánea a que Nunvav Inc inició operaciones en territorio mexicano”, Jonathan Alexis y su padre Mauricio Weinberg constituyeron dos empresas más en el país: ICIT Private Security México SA e ICIT Holding SA.

El expediente armado por la UIF documenta las transferencias que Nunvav Inc hizo desde 2013 y hasta 2015 a esas dos empresas y considera que esas transacciones, de decenas de millones de pesos en conjunto, se realizaron presuntamente con el propósito de triangular recursos y “enmascarar la ruta del dinero, el cual tiene un alto grado de probabilidad de provenir de actividades ilícitas”.

Un elemento es subrayado en el acuerdo del bloqueo de cuentas: la relación de García Luna con los Weinberg y sus empresas.

Del círculo que ocupa Nunvav en el mapa salen varias líneas que conectan a los Weinberg, a sus compañías y a la empresa de García Luna.

Una de ellas va directo a Operadora Grupo Gas Mart. Las autoridades han documentado que en 2013, 2016 y 2017 Nunvav Inc depositó más de 44 millones de pesos a las cuentas de la empresa del Grupo Arhe.

Del total, más de 30 millones de pesos fueron depositados en 2016, “circunstancia que resulta inusual, pues en ese año Operadora Grupo Gas Mart envía recursos a Glac Security Consulting, la empresa de García Luna”, precisa el acuerdo de bloqueo de las cuentas.

El mapa tiene varios pequeños detalles. Nombres de personas de las cuales no hay seguimiento conocido; triángulos amarillos con signos de admiración, anotaciones secundarias, o números de cuentas bancarias, por ejemplo.

Uno de esos detalles es el siguiente: una sólida línea roja sale de Operadora Grupo Gas Mart y concluye en una anotación que dice “Tarjetas prepagadas” y, a un lado, un breve texto: 2016-2019 / $532 millones 074 mil 127 pesos.

“Es lo que hacían empresas como Soriana, Monex, en épocas electorales; compraban tarjetas prepagadas y las entregaban a los partidos. Sería un financiamiento irregular, pero ya no profundizamos en eso”, explica uno de los investigadores de la UIF, quien habla de manera anónima porque no cuenta con autorización para tratar públicamente el tema. 

* * *

El emoji que representa a Mauricio Weinberg muestra más nexos dentro del mapa, cuentas en diversos bancos, transferencias hacia empresas y una línea punteada que termina en la figura que representa al exfuncionario federal.

Dedicado a la representación de empresas de tecnología de espionaje, vigilancia y seguridad, Weinberg fue contratista de la Secretaría de Seguridad Pública cuando García Luna era su titular de 2006 a 2012.

“La primera operación se detecta en 2008 y es la venta de Weinberg de un software a la Secretaría de Seguridad Pública, software que después sigue siendo utilizado, no por la Secretaría, sino por una empresa particular” propiedad de los Weinberg, reveló Santiago Nieto Castillo, titular de la UIF, en los últimos días de 2019. 

Después, durante el sexenio de Peña Nieto, Nunvav Inc recibió recursos de varias dependencias, incluida la Secretaría de Gobernación, y “después hay una triangulación de recursos directamente hacia la empresa del señor García Luna, que es Glac”, detalló Nieto Castillo durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“No solo se trata de las triangulaciones de recursos a su empresa, sino que detectamos que esta empresa panameña (Nunvav) es la que le pagaba el modo de vida en Miami al señor García Luna; es decir, la pregunta es ¿por qué una empresa panameña tendría que estar pagando recursos para bienes privados del señor García Luna en Miami?”, se cuestionó Nieto Castillo.

Y si bien la relación de Weinberg con García Luna era en un principio de proveedor y funcionario, esos términos cambiarían una vez que el exsecretario de Seguridad Pública concluyó su encargo. 

Apenas cuatro días después de dejar su cargo, el exfuncionario federal constituyó el 4 de diciembre de 2012 en Florida la empresa GL Associates LLC, a la que Samuel Weinberg se sumó como uno de los socios estratégicos.

Ambas firmas, la de García Luna y la de Weinberg, ofrecían asesoría en temas de su conocimiento: atención a casos de secuestros, análisis de personas, instalación de centros de control de confianza, venta de equipos de escucha, rastreo, localización…

Meses después, García Luna se mudó a vivir a una suntuosa mansión ubicada en el muy exclusivo vecindario de Golden Beach, en los alrededores de Miami, cuyo costo se estima en 80 millones de dólares y cuya propiedad es del propio Weinberg, como reveló en Univisión la periodista Peniley Ramírez, quien ya había develado desde 2014 la relación de socios entre García Luna y los Weinberg.

En el expediente se destaca un hecho, al cual se ha referido en varias ocasiones el presidente Andrés Manuel López Obrador cuando trata el tema de García Luna: Nunvav Inc recibió casi 3 mil millones de pesos del órgano administrativo encargado de las prisiones federales que depende de la Secretaría de Gobernación.

A esto se refiere el acuerdo de bloqueo contra García Luna. En la página 23 dice: “Se han identificado transacciones mediante las cuales la Secretaría de Gobernación envió a Nunvav al menos 2 mil 915 millones de pesos y 77 millones 464 mil dólares, sin una justificación aparente, enviando los capitales a cuentas existentes en paraísos fiscales”, como Israel, Letonia, Panamá, China y Estados Unidos.

Todas estas conexiones llevan a la UIF a establecer dos conclusiones:

  1. “Si bien García Luna no figura como accionista o relacionado de manera directa con Nunvav, es posible que dicha moral sea la primera empresa creada para triangular millonarias transacciones de recursos que posteriormente llegarían a manos del exfuncionario federal”.
  2. “La fecha de constitución de Nunvav coincide con la fecha en que se ha indicado que posiblemente García Luna recibió los primeros sobornos provenientes de cárteles de la droga”.    

Hace unos meses se conoció un dato clave que respalda la hipótesis de la UIF de que detrás de Nunvav se encuentra García Luna: la psicoanalista María Vanesa Pedraza Madrid, quien trabajó directamente con el exfuncionario en la Secretaría de Seguridad Pública y también aparece en el mapa, fue designada apoderada general de Nunvav Inc en una asamblea extraordinaria realizada el 7 de octubre de 2019 en Panamá, como documentó una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.  

* * *

Las autoridades de inteligencia financiera no sólo reconstruyeron las transacciones de las personas y empresas que aparecen en el mapa, sino que emprendieron diferentes acciones:

  • El 9 de diciembre de 2019 bloquearon las cuentas bancarias de Genaro García Luna y su hermana Esperanza, de su esposa Linda Cristina Pereyra, de Mauricio Weinberg López y su hijo Jonathan Alexis Weinberg, así como de Jorge Luis Castilla Aguilar.
  • El mismo 9 de diciembre de 2019 bloquearon las cuentas de Nunvav Inc, Glac Security Consulting SC, ICIT Holding SA, ICIT Private Security México SA y de Operadora Grupo Gas Mart, S de RL de CV. 
  • El 24 de diciembre de 2019 presentó la denuncia ante la titular de la Fiscalía Anticorrupción y ante el titular de la Fiscalía General de la República por considerar que dichas empresas y personas físicas realizaron presuntamente operaciones con recursos de procedencia ilícita.
  • El 27 de diciembre de 2019 se compartió el expediente y la información de García Luna y coacusados con la agregaduría del Departamento de Justicia de EU en la embajada de ese país en México. 
  • El 2 de enero de 2020 se dio vista a la Secretaría de la Función Pública.
  • El 7 de septiembre de 2020 se trasladó el expediente de García Luna, los Weinberg, las otras empresas y de Operadora Grupo Gas Mart al Servicio de Administración Tributaria.

* * *

Los autores y directivos de Ríodoce y Quinto Elemento Lab hemos hecho varios esfuerzos para incorporar los puntos de vista de los hermanos Juan José y Erick Arellano Hernández sobre el contenido de este trabajo periodístico.

Tuvimos un encuentro presencial el 10 de marzo en sus oficinas localizadas en la Torre Bucks, en Mazatlán, Sinaloa, mismo que fue grabado, en el que ellos se comprometieron a entregar las respuestas a un cuestionario enviado desde el día 5 de marzo. Hicieron el compromiso de entregar las respuestas “una vez que se publique la réplica” a la primera parte del reportaje, lo que ocurrió el día 14 de ese mismo mes.

Se han enviado correos electrónicos a las direcciones que nos indicaron y se han hecho llamadas a sus abogados, sin obtener respuesta a las preguntas enviadas con anticipación.

* * *

Operadora Grupo Gas Mart fue creada el 27 de diciembre de 2012 por Roberto Osuna Rubio, uno de los principales socios de los Arellano Hernández, junto con Consultores en Opciones de Negocios SC de RL, una empresa en la que María Hernández Ramos, madre de Juan José y Erick, tiene el 90 por ciento de las acciones.

Desde 2013 a la fecha, María Hernández Ramos ha compartido la propiedad de la empresa con su hermano David y su cuñado José Patrón Millán, otro de los nombres que recurrentemente aparecen en las decenas de empresas creadas por los hermanos Arellano.

Osuna Rubio ha sido accionista en por lo menos seis empresas propiedad de los hermanos Arellano Hernández, entre ellas la arrendadora de autos Alamo, la constructora Coseco y una de las firmas que maneja los hoteles Inn en Mazatlán.

La empresa sinaloense vinculada con el manejo de recursos de y hacia García Luna ha sufrido las transformaciones legales que son la marca de la casa: desde que fue creada en Mazatlán, Operadora Grupo Gas Mart ha cambiado su razón social en varias ocasiones y una parte de ella fue escindida para dar origen a una nueva empresa.

Gas Mart nació en realidad con la razón social Canadá Resort S de RL de CV, pero en 2014 se le cambió el nombre a Operadora Grupo Gas Mart S de RL de CV, luego se modificó el tipo de sociedad a una SA de CV, y en 2016 fue escindida parcialmente para dar paso a una nueva empresa: Consultoría Administrativa Río Nazas SA de CV, que a su vez transformó su nombre a Operadora de Servicio ICIT SA (abril de 2017) y luego a Consultores Administrativos Río N SA de CV (enero de 2020).

Después de participar en las transacciones relacionadas con García Luna, en enero de 2020, Operadora Grupo Gas Mart cambió de nuevo su razón social a Canada R Servicios de Operación SA de CV, nombre que lleva actualmente.

* * *

Los investigadores de la UIF han encontrado una par de señales más de los vínculos de Nunvav Inc y García Luna en los que se  cruza el grupo empresarial de los hermanos Arellano Hernández.

Una de ellas les llamó la atención: que en agosto de 2017 Jonathan Alexis Weinberg solicitara ante un notario público la oficialización de una operación de compra venta de una residencia ubicada en Cancún. Se desconoce la causa de que sea así, destacan, “ya que no tiene la calidad de comprador o vendedor”.

Ubicada en la calle de Paseo Pok Ta Pok núm. 118, la casa tuvo un costo de 950 mil dólares y la parte compradora fue la Inmobiliaria Damari SA de CV, una más de las empresas de Grupo Arhe, con domicilio fiscal en Sierra Rumorosa 312, Fraccionamiento Lomas de Mazatlán, el mismo lugar en el que los hermanos Arellano Hernández han registrado decenas de firmas.

Jonathan Alexis apareció de nuevo entre las miles de transacciones financieras examinadas. Ahora, con operaciones no especificadas en el documento con Antonio Leyva Domínguez, apoderado de Aero Taxis de Sinaloa, otra de las empresas del Grupo Arhe.

Leyva Domínguez es socio, representante o apoderado de muchas más empresas del grupo sinaloense. Arti Administración y Bienes SAPI de CV es una de las más recientes, en donde el presidente y el secretario del Consejo de Administración son, respectivamente, dos nombres conocidos: Juan José y Erick Ernesto. Sí, los hermanos Arellano, los que siguen en la mira de las autoridades.

***

Este contenido es publicado por La Verdad con autorización de Quinto Elemento Lab. Ver original aquí. Prohibida su reproducción.

Notas Relacionadas:

Los nexos de García Luna con el Grupo Arhe
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top
Translate »