Migración

“Cuidar a los niños”, la respuesta de AMLO ante nueva oleada de migrantes por México

Niños migrantes en el gimnasio municipal Kiki Romero habilitado como albergue en Ciudad Juárez. Fotografía: Rey R. Jauregui

El gobierno de México acordó con Estados Unidos, Guatemala y Honduras una estrategia para contener el inusual aumento de migrantes, especialmente menores, hacia el norte. El plan contempla miles de soldados y policías en la región

Texto: Alberto Nájar / Pie de Página – Fotografía: Rey R. Jauregui / La Verdad

Ciudad de México – Hay una nueva crisis migratoria en México. Y la respuesta para contenerla es reforzar, con soldados y policías, las fronteras de la región.

En marzo pasado, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP en inglés) reportó la detención de 172 mil 331 personas migrantes sin documentos en la frontera sur de ese país.

Es la cifra más alta de capturas para un solo mes en casi 20 años, según datos oficiales. 

Pero no es el único dato histórico. En ese mismo lapso la cantidad de menores migrantes que lograron llegar a territorio estadounidense se duplicó:

En febrero pasado la CBP publicó la detención de nueve mil 431 menores. Un mes después la cifra aumentó en 100 por ciento: fueron 18 mil 890

Todas estas personas cruzaron por México, sin documentos migratorios, para llegar a la frontera de Estados Unidos.

Y lo consiguieron a pesar del despliegue de miles de elementos del Ejército, la Marina y la Guardia Nacional (GN) en las fronteras norte y sur para contener la migración irregular.

La situación, reconoce el presidente Andrés Manuel López Obrador, “es grave” y por eso su gobierno implementó una nueva operación especial para atender la crisis de migrantes, en especial los menores.

“Vamos a cuidar a los niños, esa fue una instrucción” dijo en la conferencia de prensa matutina de este martes.

“Los traficantes de indocumentados, que es una mafia o varias mafias, están utilizando a los niños y esto es una gravísima violación de derechos humanos”.

La estrategia, se reconoció este 13 de abril, consiste básicamente en reforzar la vigilancia en la frontera con Guatemala, donde existe desde 2019 una importante presencia de elementos de la GN y el Instituto Nacional de Migración (INM).

También se pretende reforzar la capacidad del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en la frontera sur, para recibir a la nueva oleada de menores migrantes.

Te recomendamos: Niñas migrantes son lanzadas por traficantes desde el muro fronterizo

En total se contempla el despliegue de unas 12 mil personas, dice el secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard.

Una cantidad superior a la que en marzo pasado reconoció el secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval.

En ese entonces el número de efectivos desplegados, entre soldados, marinos y agentes de la GN, era de 8 mil 715 para atender el Plan de Migración y Desarrollo de la frontera norte y sur.

“Los menores que atraviesan nuestro territorio son nuestra responsabilidad, de un modo u otro” dijo el canciller. “Tenemos que actuar, tenemos que protegerlos”.

“Es algo que no se había presentado en toda la historia, nunca habíamos visto un tráfico de menores de ese tamaño”.

El canciller Marcelo Ebrard divulgó la información este martes, después que voceros del gobierno estadounidense revelaron un nuevo acuerdo para contener la migración irregular a su país.

La vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que el gobierno del presidente Joe Biden recientemente mantuvo conversaciones con México, Guatemala y Honduras sobre el tema.

El acuerdo fue que los gobiernos de la región “se comprometieron a reforzar la seguridad fronteriza”.

Esto significa, en el caso de México, mantener el despliegue de 10 mil efectivos en la frontera sur “lo que ha resultado en el doble de detenciones migratorias diarias”.

Guatemala aceptó enviar a mil 500 policías y soldados en su frontera con Honduras, mientras que el gobierno de este país anunció el despliegue de 7 mil militares para contener la salida de migrantes.

Es, en los hechos, una operación militar que según el canciller Ebrard se acompaña también del compromiso estadounidense para atender las causas de la migración.

“Hay un acuerdo con Estados Unidos y va a haber una inversión relevante en Centroamérica, no hay forma de que regulemos ese fenómeno si no hay opciones en Honduras, Guatemala y El Salvador”.

****

Este trabajo fue publicado originalmente en Pie de Página que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar la publicación original.

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »