Migración

Que se frene la expulsión de migrantes desde Estados Unidos, pide grupo binacional de académicos

Migrantes expulsados de Estados Unidos permanecen en el albergue habilitado en un gimnasio municipal en Ciudad Juárez. Fotografía: Rey R. Jauregui

En un posicionamiento público, 97 académicos especializados en estudios de migración presentaron a los gobiernos de Estados Unidos y México propuestas para enfrentar la crisis humanitaria en la frontera, entre ellas eliminar el programa del Título 42

Redacción La Verdad

Ante la crisis humanitaria desatada por la movilidad de migrantes que se registra en la región fronteriza México y Estados Unidos, académicos de ambos países alzaron la voz para pedir que se ponga fin a las expulsiones inmediatas de personas por el Título 42, empezando con las unidades familiares, desde territorio estadounidense.

Esta es una las propuestas que 97 académicos de ambos lados de la frontera, especializados en estudios de migración, presentaron de manera pública en un documento conjunto, con recomendaciones y sugerencias para atender el contexto migratorio y enfrentar una crisis humanitaria en dicha región.

En su posicionamiento, presentado en una reunión virtual, proponen que se tome el modelo que se sigue para que los migrantes bajo el Protocolo de Protección a Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés) reingresen a Estados Unidos, que consideran ha resultado exitoso.

“Es posible eliminar el Título 42 y poner un sistema de entrada con el modelo con el que se puso fin al MPP, Josiah Heyman, de la Universidad de Texas en El Paso (UTEP), uno de los académicos promotores del posicionamiento.

El Título 42 se implementó con el argumento de proteger al país del COVID-19, pero el virus no solo está afuera, está en Estados Unidos también, agregó Heyman, por lo que consideró que no es motivo para que se mantenga ese programa promulgado hace más de un año por la administración de Donald Trump.

A su vez, Emiliano Díaz, investgador del Colegio de la Frontera Norte, dijo que el programa Título 42 se lanzó con la finalidad de disminuir riesgos de contagios de COVID-19 en Estados Unidos, pero consideran que con su implementanción se está provocando todo lo contrario, es decir, más cantagios.

“No se cumple con su objetivo de detener contagios”, explicó. El Título 42 es un factor que puede desatar más contagios por los procesos de la detención y traslado de personas, del este al oeste, para su expulsión a México.

Desde marzo pasado se detectó que los migrantes que ingresan a Texas por Tamaulipas son transportados en avión a El Paso para ser procesados y expulsados a México.

“Tenemos la certeza de que se puede evitar una crisis humanitaria si se reducen las barreras logísticas para solicitantes de asilo, se coordinan las acciones públicas a ambos lados de la frontera y se garantiza el derecho al asilo” se expone en el posicionamiento impulsado por académicos del COLEF, UTEP, Colegio Chihuahua (Colech), la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH), la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), Universidad de California en Davis (UC Davis) y la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), aquí puedes consultar la lista completa de los firmantes.

Sus propuestas son las siguientes:

  1. Terminar con las restricciones impuestas por el Título 42 (expulsiones inmediatas a México), empezando con la no devolución de unidades familiares. La mayoría de las niñas, niños y adolescentes que viajaron con sus familias se encuentran todavía del lado mexicano de la frontera. El final de las expulsiones por Título 42 reduciría necesidades de alojamiento y servicios para menores no acompañados en Estados Unidos al permitir que las familias viajen hasta su destino una vez liberadas, después de pasar la entrevista con oficiales de inmigración.
  1. Establecer mecanismos permanentes de coordinación interinstitucional y entre autoridades de ambos países. El intercambio de información permitirá planificar y administrar los espacios disponibles en los centros de atención y albergues tanto del lado mexicano como estadounidense.
  1. Aumentar la capacidad de los centros de atención a migrantes y albergues en México y en Estados Unidos. El funcionamiento de los espacios filtro y hoteles filtro en Juárez y en Tijuana ha demostrado que son lugares eficientes en el control de la pandemia antes de que las personas migrantes sean trasladadas a los albergues. Sin embargo, es importante incrementar la capacidad instalada tanto en el número de espacios filtro como en la aplicación de pruebas PCR y crear espacios similares en otros puntos de la frontera. Resulta fundamental y urgente la instalación de lugares dignos para niños, niñas y adolescentes no acompañados y familias migrantes.
  1. Recuperar la experiencia exitosa de la terminación de MPP. La readmisión de las personas bajo MPP ha sido un proceso eficiente y seguro. Al llegar a las instalaciones en México, pasan una prueba para detectar posibles casos de Covid-19 y rellenan sus formatos. Posteriormente, son trasladados a Estados Unidos y reciben atención en albergues locales donde hacen arreglos para llegar a su destino final. Esto ha permitido que no estén por periodos prolongados en detención, que no se genere un cuello de botella en el procesamiento de los casos y que disminuya el riesgo de contagio. Si las personas pueden iniciar sus solicitudes de asilo en México bajo un esquema similar, esto permitiría eliminar los requerimientos de detención de familias y de personas susceptibles de protección internacional.
  1.  Las autoridades mexicanas deben garantizar que ningún niño, niña o adolescente (acompañado o no) sea detenido en las estaciones migratorias. Las condiciones actuales de hacinamiento en estos lugares de detención migratoria ponen en grave riesgo la salud de las personas migrantes y no permiten la detección de personas con necesidades de protección internacional. La detención masiva lleva a las personas a viajar en condiciones extremadamente peligrosas y está provocando un enorme costo humanitario.

Las políticas de detención y deportación masiva, así como las estrategias de disuasión, no sólo no contribuyen a disminuir los flujos migratorios, sino que generan riesgos graves para la salud y la integridad física de las personas migrantes, expone el grupo binacional.

contacto@laverdadjuarez.com

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »