En El País

Cafetaleros zapotecas reviven su producción y exportan a EEUU

Con semillas fortalecidas, cafetaleros combaten la plaga de la roya que duró más de dos décadas y venden su producto de manera independiente a clientes en el extranjero

Texto: Diana Manzo / Agencia de Noticias IstmoPress

Ixtepec, Oaxaca- Con su aroma peculiar y su sabor inigualable, el café que se produce en la Sierra Mixe Zapoteca, el “oro verde”, renace después de tres décadas cuando la plaga de la roya intentó aniquilarla. Y ahora, llega a Estados Unidos, donde los amantes de esta bebida la disfrutan a través de la Unión de Productores Campesinos Tierra Indigena Zapoteca (UPCTIZ).

Caminar por las parcelas y observar las semillas germinar es una forma de “amar la tierra” para Ladislao Solano Patricio, de 60 años de edad. Lo hace desde que tenía 15 años, cuando decidió ser cafetalero, su mayor pasión.

Originario de San Juan Lachixila Nejapa de Madero , Oaxaca, Ladislao es pionero en este renacimiento del café de altura. Hace seis años adquirió semillas mejoradas bajo la asesoría de la fundación Growers First. Después de experimentos, logró desplazar a la plaga de la “roya”, que dañó fuertemente los cultivos del café oaxaqueño, y así sentar un precedente.

Sentir la textura de los granos del café, empacarlo y enviarlo a la Unión Americana es un sueño cumplido para los cafetaleros de la UPCTIZ, quienes ven una oportunidad de seguir cultivando la tierra, y lo mejor, seguir preservando la herencia de sus abuelos y padres.

Son 10 mil hectáreas las que cultivan, y aunque su periodo de cosecha ya pasó, ahora el proceso es obtener la semilla del “oro verde” que se vende para ser exportada a los Estados Unidos.

Para lograr la producción 2021, los cafetaleros esperaron cuatro años y obtuvieron 19 toneladas de café. Ellos se encargan de enviar el café y venderlo, del proceso final se encargan otros empresarios.

Ladislao no sabe el nombre final que le dan a su café, la satisfacción que le da es saber que el esfuerzo que todos los días le pone a su vivero que ahora tiene miles de “pesetillas”, que son plantas de café , traspasó fronteras.

El fantasma de la roya

La roya acabó con todos los plantíos de café en la zona, muchos productores emigraron y otros convirtieron sus parcelas en “potreros” y se dedicaron a la ganadería. Eso ocasionó la disminución de la producción, pero ahora, dicen que con el programa federal Sembrando vida el café podría tener una nueva esperanza de producir mayores granos.

“Necesitamos sembrar más café, con la roya mucha gente se dedicó a la ganadería, digo, de algo teníamos que vivir en estos 30 años, por fortuna hemos vuelto, y con todas las ganas, porque esta producción es totalmente independiente, no dependemos de nadie”.

De forma organizada, él y los demás socios aspiran a seguir exportando, y lo logran a través de una cosecha responsable y sustentable, sin el afán de explotación y tampoco convertirse en millonarios.

Volver a cultivar la tierra y sembrar una planta de café es como una segunda vida para estos productores zapotecas, quienes ya adultos mayores, creen que la vida les dio una nueva oportunidad para hacer lo que heredaron: la siembra de este grano, que llaman “oro verde”.

“Ahora volvemos a cosechar esa fruta roja, lo cortamos y se hace el beneficio húmedo que es la extracción de la pulpa, fermentación, lavado y secamos la semilla; y posteriormente se hace el beneficio seco y se exporta, es todo un proceso, paso a paso aquí lo que no se debe perder es la paciencia, saber esperar, es la base de todo”.

Los productores de la UPCTIZ no caben de la emoción, exportar café les ha devuelto la esperanza y su economía fluye, no como quisieran, pero para ellos ya es un logro.

“Invertimos mucho dinero, tiempo y esfuerzo, pero todo vale la pena, cuando bebemos una taza de café y sentimos ese rico sabor, entendemos que nuestro esfuerzo tuvo recompensas, hace falta mucho, pero estamos en la ruta de crecer y mejorar”.

En la zona mixe zapoteca, además de productores de café de Guevea de Humboldt, también se han unido a este renacer los cafetaleros de Santiago Lachiguiri, Ixcuintepec, San Juan Mazatlán Mixe y demás municipios.

En su etapa más acelerada de la roya, que fue en la década de los noventa, se perdió el 90 por ciento de la producción de café en Oaxaca, que ocupa el cuarto lugar nacional, según datos de la Confederación de Cafetaleros Oaxaqueños.

****

Este trabajo fue publicado originalmente en Istmo Press que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar la publicación original.

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »