Elecciones 2021

Ganaron como independientes, ahora son candidatos de partidos

Armando Cabada, alcalde 'independiente' con licencia de Juárez y candidato a diputado federal por Morena; Alfredo Lozoya, alcalde 'independiente' de Parral y candidato a gobernador por Movimiento Ciudadano. Fotografías: Tomadas de sus Facebook

La ‘fiebre’ de los independientes en Chihuahua registra una disminución en las elecciones 2021, este fenómeno se presenta entre quejas por las dificultades para cumplir con los requisitos y la exigencia de someter esa figura a una revisión

Itzel Ramírez / La Verdad

Ciudad Juárez– En 2016 candidatos independientes triunfaban en dos de los municipios más importantes de Chihuahua, en lo que parecía el inicio de un camino para abrir la puerta a la participación ciudadana en las elecciones al margen de los partidos políticos.

Cinco años después, algunos de aquellos candidatos que ganaron por la vía independiente se acogen ahora a partidos políticos consolidados para acceder a nuevos puestos de elección popular, dejando atrás las críticas a las formas tradicionales de hacer política.

Al mismo tiempo, para estas elecciones en Chihuahua se registra una disminución de aspirantes independientes, entre quejas de la dificultad por cumplir con los requisitos y sin modificaciones en las reglas del juego, que se encuentran en manos de los partidos políticos.

Luego de la reforma constitucional de 2012 y de los cambios en la legislación secundaria federal en 2014, fue hasta 2015 que en Chihuahua se regularon las candidaturas independientes para participar en las elecciones locales, justo a tiempo para el proceso de 2016 en el que se renovó la gubernatura, el Congreso estatal y los cabildos de los 67 municipios de la entidad.

Para el proceso de 2016, un total de 13 aspirantes por la vía independiente lograron el registro para participar en las elecciones. Un aspirante a gobernador (José Luis Barraza) y 12 candidatos a presidentes municipales llegaron a las boletas como candidatos independientes por primera vez en la entidad.

Aunque únicamente dos de los 13 aspirantes independientes ganaron en las urnas, el triunfo fue considerable tomando en cuenta de qué demarcaciones se trataba: en Juárez, el municipio más poblado de Chihuahua, ganó Armando Cabada Alvídrez, exconductor de noticias; mientras que en Parral, el quinto en tamaño poblacional, fue el empresario Alfredo Lozoya Santillán quien superó a los demás candidatos para convertirse en el presidente municipal.

Dos años después, los mismos personajes contendieron también por la vía independiente para ser reelectos en sus respectivos municipios, logrando en ambos casos la victoria.

Para ese proceso electoral, la ‘fiebre’ independiente llevó a que un total de 27 personas se postularan por esa modalidad a diferentes puestos de elección: 16 a ayuntamientos (incluyendo Juárez y Parral), tres sindicaturas y ocho diputaciones locales.

De nuevo, las candidaturas independientes solamente ganaron en Juárez y Parral, aunque con resultados contrastantes: mientras en Parral Alfredo Lozoya superó a su rival por más de 25 mil votos, en Juárez el alcalde Armando Cabada obtuvo el triunfo tras acudir al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que le otorgó una ventaja de 848 votos.

El Congreso estatal quedó sin ningún diputado electo por la vía independiente.

Para el actual ciclo electoral, solamente nueve aspirantes consiguieron su registro a candidaturas independiente: Kevin Humberto Delgado Pérez, por la diputación del distrito XII, Josué Díaz Castañón por el distrito XVII, Juan Durán Delgado por el Ayuntamiento de Cuauhtémoc, Concepción Trejo Cardoza y Olga Margarita Montoya Beltrán por el Ayuntamiento de Jiménez, Reynaldo Luján Álvarez por el Ayuntamiento de Meoqui, Delia Leonarda Preciado Núñez por el Ayuntamiento de Nuevo Casas Grandes, Rafael Ángel García Cano por el Ayuntamiento de Namiquipa y Uriel Duarte Ortiz por la Sindicatura del mismo municipio.

Al respecto, Saúl Rodríguez, consejero del Instituto Estatal Electoral, reconoce que la disminución de aspirantes por la vía independiente es un reflejo de que esa figura necesita revisarse, especialmente en lo que se refiere a los requisitos establecidos en la ley.

“Es muy evidente en este proceso electoral al haber recibido nada más 16 personas interesadas y que nada más obtuvieron su registro 9, es una evidencia de un cierto desencanto”.

afirma Saúl Rodríguez

La aspiración por una candidatura independiente requiere recursos económicos, estructura y trabajo de campo que no es tan fácil de conseguir en algunas partes del territorio, manifiesta el consejero.

“Participar en un municipio mediano o en un distrito es más fácil que participar en un municipio más grande, requiere de muchísimo recurso económico y eso frente a partidos políticos con financiamiento público pone a los candidatos independientes en un escenario de total inequidad. Me parece que esa figura no va a ser muy recurrida en futuros procesos electorales a menos que haya una reforma que pueda modificar los requisitos actuales”, abunda Rodríguez.

Actualmente, la Ley Electoral del Estado de Chihuahua establece que para una candidatura independiente se requiere que la persona aspirante acredite la constitución de una asociación civil creada para promover la postulación.

“… (A la AC) se le dará el mismo tratamiento que a un partido político en el régimen fiscal aplicable al proceso electoral”, indica el artículo 202 de la ley referida.

Además, el candidato deberá demostrar su alta ante el Servicio de Administración Tributaria y entregar los datos de una cuenta bancaria a nombre de la persona moral que recibirá financiamiento.

Posteriormente, deberá recabar apoyos ciudadanos en reuniones, asambleas, marchas, u otras actividades.

Para la postulación a la gubernatura, se requiere de al menos los apoyos (firmas) del tres por ciento de la lista nominal de electores y que se integre de electores de al menos 45 municipios que representen el dos por ciento de la lista nominal de cada una de esas demarcaciones; mientras que para las diputaciones se necesita también el tres por ciento de la lista nominal, integrada de por lo menos la mitad de las secciones electorales que representen el dos por ciento de la lista nominal de cada sección.

En el caso de integrantes de ayuntamientos y sindicaturas, se debe tener entre el tres y el diez por ciento de la lista nominal correspondiente al municipio –dependiendo de qué territorio se trate–, y que esté integrada por al menos la mitad de secciones electorales.

Adicionalmente, los aspirantes deben cumplir con los criterios de fiscalización y topes de campaña que fije la autoridad electoral, además de no haber participado en ningún partido político en los tres años posteriores a la postulación.

Para esta elección, el activista Jaime García Chávez trató de ser candidato independiente a la gubernatura de Chihuahua, sin embargo, no cumplió con los requisitos de la obtención de apoyos.

“Iniciamos un 28 de diciembre los cuarenta días concedidos para la recolección de 85 mil firmas, que obligadamente se tenían que captar en 45 municipios, en un estado de 250 mil kilómetros cuadrados. Las aplicaciones que el INE abrió para captar firmas a través de aparatos móviles, de entrada no permitieron el registro a un buen segmento de credenciales ‘antiguas’ pero vigentes, y en promedio, quien deseaba votar en su casa no pudo hacerlo por las fallas presentadas y debido a la escasa facilidad para su manejo”, expuso García Chávez en un artículo a propósito de su intento para la candidatura.

“La pandemia fue nuestro principal adversario. Lo podemos decir ahora, después de haber recorrido toda la experiencia”, sentenció el activista.

De independientes a candidatos de partidos

Cinco años después de ganar las presidencias municipales de Juárez y Parral, respectivamente, Armando Cabada y Alfredo “El Caballo” Lozoya, se separaron de sus cargos para buscar una candidatura amparados por partidos políticos, dejando atrás la etapa independiente.

Saúl Rodríguez, consejero del IEE, considera que esta decisión impacta en la opinión que tiene el electorado de las candidaturas ciudadanas, una de las formas de participación ciudadana más relevante en México.

“Quienes participaron en la vía independiente ahora lo hacen por partidos, eso hace pensar en una oportunidad perdida para la consolidación de esas opciones, que se hubieran presentado como opciones independientes para la gubernatura… la ciudadanía puede decir entonces que no tiene tanto chiste porque el interés de los independientes al final es participar con partidos políticos”, considera el funcionario electoral.

Lozoya consiguió ser el abanderado del Partido Movimiento Ciudadano para la gubernatura, mientras que Cabada lo intentó por Morena, sin embargo, el partido determinó entregar la postulación a Juan Carlos Loera de la Rosa.

Cabada obtuvo de Morena una candidatura a diputado federal por la vía plurinominal en la primera circunscripción.

contacto@gmail.com

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »