Juárez

Un refugio para migrantes con COVID

El hotel ‘filtro’ es un lugar donde los migrantes recién llegados permanecen 14 días antes de ser canalizados a otra instancia y donde se recibe a las personas bajo el programa MPP que resultaron positivos por COVID

Verónica Martínez / La Verdad

Ciudad Juárez – El hotel Flamingo pasó de ser un establecimiento de hospedaje de tres estrellas a un albergue ‘filtro’ para migrantes en medio de la pandemia, donde se recibe tanto a los recién llegados, que permanecen 14 días en cuarentena, como a que los positivos por COVID que están bajo el Protocolo de Protección a Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés), en la antesala de su cruce a Estados Unidos.

“Han sido varias etapas por las que ha pasado el hotel de acuerdo al proceso que ha llevado esta pandemia en esta ciudad” dijo Leticia Chavarria, doctora y coordinadora del equipo médico del refugio que comenzó a operar el 9 de mayo del 2020.

Desde entonces y hasta el pasado 2 de mayo, el hotel filtro ha hospedado a más de  mil 660 migrantes. Su apertura se registró a casi dos meses de que la pandemia se expandió a Ciudad Juárez.

Hotel Flamingo, que desde mayo de 2020 opera como un hotel ‘filtro’ para migrantes. Fotografía: Rey R. Jauregui

El albergue improvisado en las instalaciones de un hotel abrió con el propósito de hospedar migrantes mientras los albergues cerraban sus puertas para recibir a los recién llegados en el inicio de la pandemia, dijo Chavarria.

A su inicio, el hotel recibía casos positivos de COVID-19 canalizados por autoridades, la red de albergues, iglesias y organizaciones sin fines de lucro, como a migrantes recién llegados a la ciudad para pasar su cuarentena o que no encuentren albergues en donde hospedarse. Más de la mitad han sido llevados por el Grupo Beta.

Con la suspensión del Protocolo de Protección a Migrantes empezaron a surgir otras necesidades y situaciones legales. Desde febrero se empezó a requerir hospedaje para migrantes que ya tenían fecha de entrada a Estados Unidos pero habían resultado positivos a pruebas PCR de coronavirus.

Con el incremento de casos de COVID-19 en los últimos dos meses en Ciudad Juárez y el alto flujo de migrantes provenientes del sur de México y de Estados Unidos, el equipo del hotel filtro se adaptó.

“Fue hasta hace poco más de un mes que decidimos darle prioridad a estos casos y no tanto a los que simplemente estaban pasando su cuarentena”, dijo Chavarria.

Según el reporte anual de estadísticas de atención en el hotel ‘filtro’, el mes de marzo de este año fue el que más ingresos tuvo al registrar 318, seguido por febrero con 224 y enero, con 179. Para el mes de abril la llegada de migrantes al refugio descendió a 170.

El hotel ha recibido en su mayoría a familias y la gran parte de su población total han sido menores de entre cero a 12 años. En lo que va del mes de mayo, se han recibido a 20 personas en el hotel.

La plantilla médica del hotel filtro también cambio durante en el transcurso del año. A su inicio el albergue operaba con un equipo de seis personas que incluía a médicos y enfermeros y enfermeras de origen cubano que eran migrantes. Estas personas estaban registradas bajo el programa MPP y ya cruzaron a los Estados Unidos aseguró Chavarría.

Cuando incrementaron los casos de COVID-19 en Ciudad Juárez de igual manera se incrementó la carga de trabajo y entradas al hotel. El personal médico y de enfermería se ha duplicado y actualmente tienen catorce empleados, dijo la coordinadora.

“Somos el punto central a donde nos envían este tipo de casos”, dijo Chavarria. “Somos el único lugar con las condiciones para atender a esta población”.

Chavarría comentó que la mayoría de los pacientes pasa la enfermedad de COVID sin complicaciones ni necesidad de ser atendidos en hospital.

“De los casos de COVID que han requerido hospitalización han sido cinco en lo que va del año,” dijo la doctora. “Los otros casos han sido con síntomas leves y nosotros podemos tenerlos aquí durante el día con oxigeno”.

Chavarria agregó que los pacientes que requieren hospitalización por COVID son canalizados al Hospital General y al Hospital Infantil sin costo alguno.

En el último mes, los casos canalizados al hotel han sido principalmente del Gimnasio Municipal Kiki Romero, condicionado como albergue temporal, del Centro Integral a Migrantes Leona Vicario, casos de MPP que resultaron positivos y no pueden ingresar aún a Estados Unidos y “mas que todo” personas retornadas bajo el Titulo 42, dijo Chavarria.

En respuesta a una petición de La Verdad, para conocer el proceso de seguridad de COVID-19 por el que pasan los migrantes que son retornados a México, oficiales de la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP por sus siglas en inglés) solo declararon que trabajan bajo la orden del Título 42.

La orden proveniente Centro para el Control y Prevención de Enfermedades que tiene como función proteger la salud y la seguridad tanto de migrantes y comunidades estadounidenses, dijo el especialista de relaciones públicas de CBP, Roger Maier.

Fotografía: Rey R. Jauregui

Una gran ayuda para los albergues

De acuerdo con el informe anual del hotel filtro, el 60 por ciento de la población migrante que sale del hotel tiene como destino algún otro refugio de Ciudad Juárez.

Para Juan Fierro, director del albergue El Buen Samaritano, otros albergues que ya funcionaban como lugares filtro y el hotel fueron una gran ventaja que facilito su trabajo.

“Para nosotros fue magnifico porque nomas recibíamos personas que pasaron por el procesos y que venían de cierta manera sin síntomas de COVID” dijo Fierro. “Eso nos permitió de cierta forma permanecer aislados.

Pero aun así, durante los meses de marzo y abril en que hubo un alto flujo de migrantes en Ciudad Juárez, el director decidió designar un área separada del albergue para hospedar a migrantes recién llegados que en ese entonces no pudieron pasar por el filtro.

“En ese tiempo, el hotel filtro estaba lleno y los otros albergues filtro también. Entonces nosotros abrimos ese espacio para poder tener a estas personas, algunas mujeres con sus hijos, para poderlos tener en observación por 14 días” agregó el director.

Chavarria menciona que el trabajo en el hotel filtro le brinda un refugio a migrantes que muchas veces son el blanco de crímenes como robos, secuestros y principales víctimas de estafadores y “coyotes” o contrabandistas.

El hotel no solo sirve a la población migrante si no también a la comunidad de Ciudad Juárez para mitigar la situación de contagio, afirmó.

“Si no hubiera estado este proyecto del hotel filtro habrían muchos migrantes en las calles y habría sido un riesgo para todos los juarenses,” dijo Chavarría. “Si no hubiera este lugar esta población estaría en la calle contagiándose del coronavirus y contagiando a otras personas.”

contacto@laverdadjuarez.com

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »