Juárez

‘Vamos a luchar por justicia para Jacivi’

Texto: Karen Cano / Fotografías: Rey R. Jauregui / La Verdad

Bajo el sol, Jaqueline Reyes caminó cerca de 3 horas con una cartulina sostenida entre sus manos, donde se leía escrita la leyenda: “Yo acepté comer, no a que me mataran”. Al llegar a la Fiscalía Especializada de la Mujer (FEM) no pudo contener el llanto que en momentos le ahogaba su grito de justicia para Jacivi Alejandra Holguín Grable, su amiga asesinada.

No caminó sola. Ella formó parte de un grupo de unas 400 personas, en su mayoría mujeres, que marcharon para reclamar el asesinato de Jacivi, de 21 años, quien el domingo pasado salió a comer con un amigo y la mataron. Su cuerpo fue localizado en una fosa clandestina en el patio de un jardín de niños. 

“Ella ahora está en un lugar mejor, y nosotros aquí vamos a luchar para que se haga justicia”, dijo Jaqueline, una maquillista de 22 años, amiga de Jacivi.

“La recuerdo como una persona valiente, que luchaba por alcanzar sus sueños y que nunca se rendía, salía adelante, una mujer trabajadora que respetaba a sus padres y siempre llegaba temprano a casa”, comentó.

Jaqueline relató que ella y Jacivi acudían a la misma escuela primaria y aunque no se frecuentaban mucho, conversaban continuamente a través de redes sociales, a través de las cuales se contaban cosas y se daban consejos.

Además, ambas compartían la pasión por el maquillaje, aseguró.

Entre gritos de justicia para Jacivi, la mujer camino como parte de la marcha que este sábado se llevó a cabo por su amiga. El contingente se movilizó por distintas calles de la ciudad por cerca de 3 horas. Durante el trayecto, algunas más se fueron uniendo y otras dispersando.

Con apoyo de elementos de seguridad vial, el recorrido inició desde el cruce de la avenida Oasis Revolución y eje vial Juan Gabriel, por éste último caminaron hasta doblar por el bulevar Zaragoza rumbo a la avenida de Los Aztecas, la cual recorrieron hasta su cruce con la calle Puerto Príncipe, para después seguir entre calles aledañas a esta y llegar a la FEM.

Ahí, Jaqueline no pudo contener su llanto al recordar a Jacivi.

“Ayer (viernes) estaba viendo los mensajes (que intercambiaba con su amiga) y estaba llorando, porque yo dije que iba a hacer un proyecto y ella quería ayudarme” dijo, “Ella no merecía esto porque era muy buena persona, tenía muy lindo su corazón”.

A su tristeza se suma un sentimiento de impotencia, dijo, pues al saber que su amiga estaba desaparecida y sin poder hacer nada más, comenzó un rastreo de ella por redes sociales, logrando ubicar su celular en la colonia San Antonio, a través de una función de la aplicación de Facebook que te permite saber si alguna persona conocida está cerca de ti.

Relata que en cuanto supo anterior, el martes, se comunicó con su familia con la esperanza de que le dieran esa información a las autoridades, pero sin saber que un día después encontrarían a su amiga asesinada.

“Yo tenía un presentimiento muy fuerte en mi corazón, y desde entonces no he dormido bien, me siento muy insegura”, relató.

En la marcha, algunas de las mujeres manitesfaron su protesta con su vestimenta color morado, otras con cartulinas. Unas se unieron incluso algunas con niños y niñas en carriolas.

Las manifestantes caminaron escoltadas por una veintena de vehículos. Durante su trayecto, la gente que las miraba les mostraba su apoyo haciendo sonar el claxon de su vehículo, aplaudiendoles o incluso coreando las consignas de justicia que gritaban.

La manifestación fue convocada por mujeres que dijeron no conocían personalmente a Jacivi, y que, sin embargo, conmovidas por la forma en la que esta perdió la vida decidieron salir a marchar.

A ellas se unieron integrantes de diferentes colectivos y agrupaciones como Hijas de su Maquilera Madre; así como activistas como José Luis Castillo, padre de Esmeralda Castillo Rincón desaparecida en el 2009, y Jessica Morales, del colectivo Pan y Rosas.

“A Jacivi se la llevaron a plena luz del día, a la 1 de la tarde o 2 de la tarde fue la última vez que la vieron, y lo primero que salieron a decir en redes sociales es que la culpa era de ella, contra eso tenemos que luchar, contra la revictimización de esta sociedad patriarcal y capitalista, porque no hemos logrado desenterrar a la idea de que nosotras somos culpables de los 11 feminicidios diarios que se viven en México”, expresó Morales frente al contingente que se apostó en la entrada principal de la FEM en Ciudad Juárez.

Antes de iniciar el recorrido, una de las mujeres que realizó la convocatoria, indicó a medios de comunicación que al menos tres partidos políticos se habían acercado a ellas para proporcionarles apoyo para la manifestación; sin embargo, ellas les rechazaron pues, durante la búsqueda, nadie ofreció ayuda.

En el recorrido y con la adhesión de más personas, algunas hicieron pintas sobre anuncios de campañas políticas, así como en la explanada de la Fiscalía de la Mujer, acto que generó discrepancia entre las manifestantes, pues consideraban que eso iba en contra de las ideas de las convocantes.

En el sitio, todas se unieron a un minuto de silencio y un pase de lista en las que se nombró a otras mujeres también desaparecidas y asesinadas en Ciudad Juárez, tales como son el de Marisela Vargas, Mónica Janeth Esparza, Isabel Cabanillas, Esmeralda Castillo, Joselyn Calderón y otras más.

Cerca de las 12 horas el contingente se dispersó por completo, con la advertencia de que continua su lucha por la justicia para Jacivi.

Por la tarde peritos e investigadores de la FEM realizaron un cateo en la casa del presunto responsable, la cual colinda con el patio del jardín de niños donde se encuentra el cuerpo de Jacivi.

[email protected]

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »