Crónica

Ecos del incendio: vecinos en contra de la maderería y trabajadores en incertidumbre

Fotografía: Rey R. Jauregui

El siniestro desafío por casi 10 horas a los bomberos, destapó irregularidades en el cumplimiento de disposiciones de seguridad por parte del establecimiento y desató la tranquilidad de sus vecinos en la colonia

Por Jonathan Álvarez / Fotografías: Rey R. Jauregui / La Verdad

Ciudad Juárez– Doña Luisa había cerrado su tienda de abarrotes, eran pasadas de las 8 de la noche. Ella y su familia se preparaban para descansar, cuando escuchó una explosión y los gritos de un vecino que la alertaba de un incendio en las inmediaciones.

En un principio, Luisa pensó que se trataba de la propiedad de su vecino, pronto se dio cuenta de que el fuego provenía de una de las tarimeras ubicada en la avenida Reforma 3052, a solo tres casas de su propiedad, en la colonia Reforma.

“La pase terrorífica” exclama Luisa al narrar que, mientras las llamas se extendían, dejó su propiedad junto con su esposo y su padre de 90 años, para resguardarse en las inmediaciones de una tienda departamental cercana.

El incendio inició aproximadamente a las 8:40 de la noche del viernes, indicaron vecinos, y en minutos las llamas se alzaban junto a una gruesa columna de humo negro que se logró apreciar desde distintos rumbos de la ciudad.

Significó pérdidas totales para la tarimera: autos, montacargas, oficinas, no quedó nada, informó Efrén Matamoros, director de Protección Civil del Municipio de Juárez.

Fotografía: Rey R. Jauregui
Fotografía: Rey R. Jauregui

“El calor se sentía hasta Soriana, la pase terrorífica porque dejé a mis perros, solo mi hija regresó por un chihuahua, los dos grandotes se quedaron en la casa”, cuenta Luisa quien pasó más de 7 horas fuera de su vivienda, en tanto los bomberos trataba de contener el incendio.

A la redonda el calor era sofocante, cuentan los vecinos. Varias personas tuvieron que dejar a sus mascotas en las casas, pues algunos eran muy grandes para cargarlos. Al lugar acudieron ocho unidades extintoras del departamento de bomberos, dos pipas de la dirección de Protección Civil, mientras que la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS) puso a disposición 10 pipas de agua más, para encarso de necesitarse.

“Por agua no batallamos, tuvimos suficiente para combatir el incendio y cuidar los lugares adyacentes”, aseguró Matamoros, quien la mañana de este sábado, cerca de las nueve horas se acercó de nuevo al lugar donde los bomberos aún se encontraban apagando las brasas.

El Gobierno del Estado de Chihuahua agregó que la JMAS también apoyó con una retroexcavadora con la cual se removió escombro. Así mismo, la Coordinadora Estatal de Protección Civil puso a disposición dos unidades PC-12 y 16 para acciones de resguardo y evacuación de vecinos del sector, se informó.

Luisa y su familia solicitaron a los agentes de la policía municipal, que resguardaban la zona, que los dejaran acercarse a su vivienda para rescatar a sus mascotas. Fue hasta las 4 de la mañana, cuando Luisa pudo sacar de su casa a sus perros, los cuales estaban agitados, “lo único que pude hacer a esa hora era bañarlos y darles agua, ya en la mañana vino el veterinario y dijo que habían tenido un golpe de calor, les tengo que estar dando sueros”.

Durante la contingencia, cinco elementos del Heróico Cuerpo de Bomberos presentaron fatiga y principios de deshidratación, tres fueron atendidos en el lugar y dos tuvieron que ser trasladados a Poliplaza Médica, informó Matamoros.

El incendio duró casi 10 horas y terminó siendo controlado hasta las 6 de la mañana del sábado 12 de junio, dio a conocer el director de Protección Civil.

‘Cumplía con medidas de seguridad, pero no había quién las operara’

Las causas del incendio aún son desconocidas, mencionó Efrén Matamoros. La mañana del sábado los investigadores aún se encontraban trabajando en el lugar para conocer las acusas del siniestro.

El director de Protección Civil aseguró que Maderas y Embalajes Roqueza, propiedad de Luis Enrique Quezada Grijalva y Emma Alejandra Romero Aragonez, contaba con todas las medidas de seguridad en caso de un conato de incendio: cisternas, extintores y un hidrante; sin embargo, cuestionó que de nada sirve tener las medidas de seguridad si no hay alguien que las opere.

“Cuando nosotros llegamos, nadie se acercó a decirnos que era el velador o que era un trabajador del lugar, esto es importante para que ante una situación de conato se pueda controlar,

Por su parte, trabajadores del lugar reforzaron esta versión, pues aseguraron que en el establecimiento se contaba con dos cisternas de agua, pasillos despejados y extintores. Sin embargo, mencionaron que ya se habían presentado dos conatos de incendio con anterioridad, los cuales fueron controlados inmediatamente.

Fotografía: Rey R. Jauregui

La tarimera les robó la tranquilidad

Luisa y su esposo, quienes pidieron no ser identificados con sus nombres reales, cuentaron que el dueño de la tarimera es alguien “pesado” que no se preocupa por la situación de los vecinos.

“Esto era una bomba de tiempo”, consideró el hombre, al narrar que con anterioridad se habían presentado conatos de incendio los cuales habían sido contenidos.

Claudia Zapién, otra vecina del lugar de la maderería, coincidió con la versión de los esposos, comenta que la tarimera les quitó la oportunidad de vivir en una colonia tranquila, ya que mientras operaba durante el día, el ruido dentro del negocio, así como el de los automóviles de carga pesada era demasiado alto.

“Se convirtió en una zona industrial”, afirmó mientras narraba cómo la operación de ese negocio transformó ese sector del norponiente de la ciudad.

Fotografía: Rey R. Jauregui

Otra pareja de la tercera edad que se encontraba con Claudia, también opinó que la tranquilidad de la colonia había sido afectada por el ruido y por la incertidumbre de que algún día pudiera presentarse un incendio mayor.

Tanto Claudia como Luisa y su esposo, esperan a que la maderería no sea reconstruida en el mismo lugar y que lleven sus operaciones a otra zona de la ciudad; no obstante, se mostraron preocupados por otro local de maderas, ubicado a una cuadra del siniestro, sobre la Avenida Reforma, que aseguran también es propiedad de los mismos dueños que Maderas y Embalajes Roqueza.

Los vecinos externaron su preocupación de que en un futuro, este local también se incendie, por lo que hicieron un llamado a Protección Civil y a la empresa, para que se hagan cargo de las medidas de seguridad.

Trabajadores en la incertidumbre

Cerca de las 8 de la mañana, comenzaron a llegar los trabajadores de  Maderas y Embalajes Roqueza como es habitual. Sin embargo, lo único que encontraron fue el panorama desolador y cenizas. Los empleados, quienes pidieron que se resguardara su nombre, comentaron que se encontraban en la incertidumbre, ya que hasta las 10 de la mañana, el dueño de la empresa no se había comunicado con ellos para conocer su situación laboral.

Eran aproximadamente 30 personas, entre personal de administración, choferes de ruta y montacarguistas, quienes se encontraban a la espera de respuestas. Algunos de ellos ya llevaban más de 25 años trabajando en esta empresa, que de acuerdo con el Registro Público de Comercio, fue fundada en 1998.

“No nos queda más que resurgir como el ave Fénix, por ahora déjenos llorar”, comentó una empleada en el área de administración de la maderería. La mujer visiblemente consternada se detuvo por minutos frente a las cenizas que dejó el incendio.

Se buscó tener la opinión del dueño de establecimiento siniestrado, sin embargo, cuando llegó al lugar se limitó a llamar a los trabajadores a una reunión a puertas cerradas en la maderería que se encuentra sobre la misma Avenida Reforma.

Otras afectaciones en la colonia

A pesar de que Efrén Matamoros aseguró que el incendio no había causado afectaciones mayores para los vecinos, el domicilio de Claudia y su familia, que se encuentra al lado de la maderería, fue alcanzado por las llamas.

Efrén Matamoros únicamente refirió que a un domicilio vecino se le quemó un muro, “se le quemó el pretil, pero fueron contenidos por el departamento de bomberos para que no se quemara la vivienda o su interior, no hubo afectaciones graves, fueron pequeñas”.

No obstante, durante el recorrido se encontró que el domicilio contiguo luce quemado en el muro, el techo, así como ventanas y portón destruidos. Claudia espera que el dueño de la empresa se haga cargo de los daños y que sus operaciones en la colonia.

Además, el incendio ocasionó que se cortara el suministro de gas y la energía eléctrica, que hasta el mediodía del sábado ambos servicios seguían suspendidos.

“Sin luz, a mí ya se me echó a perder todo mi mandado, estamos afuera por el calor”, señaló Claudia.

Doña Luisa quien tiene un negocio de abarrotes, señaló que les dijeron que todo el día estarían sin suministro de energía eléctrica, y dijo sentirse triste porque toda la carne que compró para su negocio entre pollo, res y pescado se echó a perder.

Fotografía: Rey R. Jauregui

Las mascotas que se quedaron atrapados en los domicilios, mientras la onda de calor y el humo de incendio invadía la colonia, también fueron afectadas. En el caso de los perros de Luisa, estos tuvieron un golpe de calor del cual apenas se estaban recuperando. Otra pareja de la tercera edad también tuvo que abandonar a sus mascotas, ya que se trataba de perros de raza grande y no podían movilizarlos.

Los vecinos esperan que a partir de ahora, Protección Civil sea más severo con sus medidas de seguridad en estos establecimientos.

“Somos vidas humanas, hay que hacer algo, no sabemos qué va a pasar con la otra maderería que es del mismo dueño”, se preguntaba Luisa.

Claudia pidió que el dueño de la empresa se hiciera cargo de los dueños y abandonara el lugar “hay otras dos tarimeras en la zona, no dejan de pasar tráilers, hay ruido, no hay manera de vivir en una colonia tranquila”, lamentó.

De acuerdo con el Registro Público de Comercio, Luis Enrique Quezada Grijalva y Emma Alejandra Romero Aragonez cuentan con varias empresas de giros similares, entre las que se encuentran Inmobiliaria Roqueza, Productora y Comercializadora Rojura y Maderería Grijalva Hermanos.

[email protected]

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »