El Paso

Aumentan casos de COVID en centros de detención de migrantes en El Paso

El Centro de Procesamiento del Condado de Otero, el 4 de enero. Fotografía: Corrie Boudreaux / El Paso Matters.

Por nuevos brotes de coronavirus reportan 138 casos de contagios en dos centros del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas en el área de El Paso; denuncian hacinamiento y falta de cuarentena

René Kladzyk / El Paso Matters

El Paso, Texas– Dos centros de detención del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) del área de El Paso están experimentando nuevos brotes de COVID-19 entre migrantes detenidos.

Al 21 de julio, el Centro de procesamiento de servicios de El Paso tenía 75 nuevos casos confirmados y el Centro de procesamiento del condado de Otero en Nuevo México tenía 63 nuevos casos confirmados, según la sección de “estadísticas de detenidos” del sitio web de ICE. La oficina de campo de El Paso ICE incluye Nuevo México.

Los números han aumentado significativamente desde la semana pasada; ICE informó que EPSPC tenía un caso y Otero tenía dos casos al 12 de julio. 

Los números de la oficina de campo de El Paso son parte de una tendencia de repunte nacional: hay casi mil 400 nuevos casos de COVID-19 entre personas detenidas por ICE, incluidas varias instalaciones en Texas con nuevos brotes que superan los 100 casos. El sitio web de ICE también enumera 19 casos actuales de COVID-19 en un hotel Best Western de El Paso que se utilizan para albergue y procesamiento de migrantes.

El aumento en los casos de COVID-19 se produce en medio de una creciente preocupación entre los defensores de la variante Delta considerada altamente transmisible y los problemas con los esfuerzos de vacunación en los centros de detención de ICE . Las detenciones de migrantes en la frontera sur también continúan aumentando, lo que lleva a que se detenga a más personas.

“En mayo de este año, las tasas de casos (COVID-19) entre las personas detenidas por ICE eran más de 21 veces más altas que en toda la población de Estados Unidos en su conjunto. A mediados de mayo, se informó que alrededor del 12 por ciento, una de cada 10 personas bajo custodia de ICE tenía una infección activa, lo cual es asombroso si se considera la población de Estados Unidos”, dijo Theresa Cheng, citando datos de COVID Behind Bars , un proyecto de datos de la Universidad de California en Los Ángeles que recopila e informa datos sobre COVID-19 entre las poblaciones encarceladas en el país. 

Cheng es el líder del equipo de inmigración de COVID Behind Bars, y también es médico de emergencia y abogado de derechos humanos. 

“Esto es realmente una caja caliente, y no estamos viendo ninguna mejora en las tasas de prevalencia de COVID en la detención de ICE en absoluto”, dijo. 

ICE no ha respondido a una solicitud de comentarios para este artículo. 

Entre febrero y principios de julio, la cantidad de personas detenidas por ICE casi se duplicó a más de 27 mil migrantes detenidos al 8 de julio, de acuerdo con datos compilados por Transactional Records Access Clearinghouse en Syracuse University. 

Los datos de TRAC también encontraron que casi el 80 por ciento de los solicitantes de asilo y los migrantes detenidos en los centros de detención de ICE no tienen antecedentes penales. Solicitar asilo es una forma legal de ingresar a los Estados Unidos , respaldada por el derecho nacional e internacional. 

Linda Corchado, directora de servicios legales del Centro de Defensa de Inmigrantes de Las Américas, criticó a la administración del presidente Joe Biden por seguir haciendo de los solicitantes de asilo una prioridad para la aplicación de la ley de inmigración. 

“Esto causa el tipo de crisis que ahora estamos viendo en detenciones, con hacinamiento, falta de cuarentena y esta falsa sensación de consuelo entre los funcionarios de ICE, de que los esfuerzos de vacunación de alguna manera harán que sea más seguro detener durante una pandemia”, dijo. 

El juez del condado de El Paso, Ricardo Samaniego, dijo que los esfuerzos de vacunación en las instalaciones locales de ICE han sido difíciles debido a la desconfianza hacia ICE entre los migrantes. 

Samaniego dijo que al 7 de julio, solo alrededor del 33 por ciento de los que recibieron la vacuna la aceptaron. 

Los migrantes detenidos en instalaciones locales también han provocado alarmas sobre la negligencia médica desenfrenada, las precauciones contra el COVID-19 y el incumplimiento por parte del personal de los protocolos ante la pandemia. 

La portavoz de Otero, Issa Arnita, dijo que a todas las personas detenidas en esas instalaciones se les ofrece la vacuna COVID-19, aunque aclaró que es voluntaria tanto para el personal como para los migrantes. Arnita dijo que aproximadamente el 55 por ciento del personal en el centro de detención está vacunado a partir del 7 de julio. 

Bering Straits Native Corporation, la empresa matriz del contratista que trabaja en El Paso Service Processing Center, no ha respondido a las solicitudes de información sobre las tasas de vacunación del personal en EPSPC o los nuevos casos de COVID-19 entre el personal.

Arnita dijo que 5 empleados en la instalación de Otero dieron positivo por COVID-19 en el último mes, pero la instalación toma precauciones sustanciales de COVID-19. 

“Seguimos los requisitos de respuesta ante una pandemia COVID-19 de ICE y las pautas de los CDC. Se imponen máscaras y distanciamiento social. El PPE está disponible en toda la instalación. Las pruebas de detección de COVID y los controles de temperatura se realizan de forma rutinaria. Los dormitorios se mantienen al 75 por ciento de su capacidad para permitir el distanciamiento social”, dijo Arnita. 

Las instalaciones de ICE en el área de El Paso han luchado contra los brotes de COVID-19 desde el comienzo de la pandemia; en un momento de diciembre de 2020, el aumento en el Centro de procesamiento de servicios de El Paso fue el brote más grande de cualquier instalación de ICE en la nación. 

Corchado dijo que la sombra que se avecina de la instalación de ICE variante delta hace que los brotes de COVID-19 sean más peligrosos.

“Estamos viendo un aumento en el número de detenciones durante este momento tan crítico en el que la variante Delta está muy extendida en todo el país, e incluso las personas que no están vacunadas son aún más vulnerables, por lo que es natural suponer que las personas detenidas serán mucho más vulnerables. susceptible de infectarse con la variante Delta ”, dijo en una entrevista el 7 de julio con El Paso Matters. 

Aparte de las preocupaciones sobre el brote actual dentro de la detención de ICE, también existe la posibilidad de un impacto comunitario más amplio. Según un estudio de diciembre de 2020 de Detention Watch Network, el hecho de que ICE no contenga COVID-19 dentro de sus instalaciones provoca brotes de COVID-19 más grandes y más graves en las comunidades circundantes , y atribuyó más de mil 200 casos de COVID-19 en El Paso a la propagación comunitaria vinculada. a las instalaciones de detención locales de ICE. 

Corchado advirtió que la situación seguirá empeorando si las agencias federales no cambian de rumbo en su enfoque con los solicitantes de asilo.

“Mientras no se comprenda la realidad sobre el terreno y la naturaleza muy vulnerable de los solicitantes de asilo, espero que esta situación empeore”, dijo.

****

Este contenido es publicado por La Verdad con autorización de El Paso Matters. Aquí puedes consultar la publicación original.

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »