Migración

Alertan saturación de ‘hotel filtro’ por expulsados desde Estados Unidos

Hotel filtro para migrantes. Fotografía: Rey R. Jauregui

Más de 130 migrantes se encuentran en aislamiento en el hotel filtro por contagio o sospechosos de COVID-19; habilitan área de confinamiento provisional en el albergue Kiki Romero. Durante Julio repuntó el arribo de migrantes, principalmente los retornados desde EEUU bajo el Título 42

Verónica Martínez / La Verdad

En las últimas semana se ha visto un incremento significativo en la cantidad de personas migrantes en Ciudad Juárez. Este crecimiento no sólo se presentó en el último reporte situacional de la oficina de la Organización Internacional para las Migraciones en Ciudad Juárez, si no también en la ocupación del hotel filtro en la ciudad fronteriza.

“El hotel se encuentra saturado principalmente porque llegan familias de 5 a 6 miembros ocupando más espacio”, dijo la doctora y coordinadora del equipo médico del refugio, Leticia Chavarria.

Actualmente se encuentran alojadas 135 personas de los cuales 45 fueron confirmados como positivos de COVID el pasado lunes, dijo la profesional médica agregando que no todas las personas de una familia pueden resultar positivos a COVID, pero por el contacto con una persona contagiada se consideran casos sospechosos.

El Hotel Flamingo ha funcionado como albergue “filtro” para alojar a migrantes con casos confirmados o sospechosos de COVID-19 desde mayo del 2020. Las entradas al hotel provienen principalmente del albergue temporal en el Gimnasio Municipal Kiki Romero y Centro Integrador para el Migrante “Leona Vicario” del gobierno federal.

Para contener contagios de COVID en el albergue Kiki Romero se realizan pruebas rápidas a las personas a punto de ingresar. Los casos positivos eran trasladados al hotel filtro, pero en las últimas semanas se han contenido en el gimnasio en un área provisional de aislamiento para no congestionar el hotel, dijo el coordinador y director de Derechos Humanos del gobierno municipal, Rogelio Pinal.

“La semana pasada sí me alarme un poco porque de los grupos del lunes y el miércoles (aproximadamente 300 personas) salieron 21 personas positivas”, dijo Pinal.

El albergue coordinado por el gobierno municipal se instaló para prevenir que las personas migrantes en Ciudad Juárez estuvieran en situación de calle. A pesar de los riesgos sanitarios, el albergue debe cumplir con su responsabilidad humanitaria de brindar techo y protección.

Desde el 17 de agosto han estado aplicando pruebas de antígeno PCR a los casos que resultan positivos tras la prueba rápida para así solo trasladar casos confirmados al hotel, dijo el coordinador.

“Ahorita sí esta la situación difícil, esta complicado. Hay mucha gente llegando de distintos estados del país y luego agrega a los retornados”, dijo Chavarria.

Gimnasio Kiki Romero, convertido en albergue para migrantes en Ciudad Juárez. Fotografía: Rey R. Jauregui

Repunta necesidad alojamiento para migrantes

El mes de julio se presentó un incremento significativo de personas migrantes residiendo en los albergues de las ciudades de Chihuahua y Juárez con 2 mil 582, según el reporte situacional más reciente de la oficina de la Organización Internacional para las Migraciones en Ciudad Juárez.

En el informe se reporta que en el mes de marzo se encontraban mil 321 personas en situación de migración en el estado, cantidad que subió a 2 mil 411 en el mes de abril. El mes de julio presentó la cantidad más alta con 2 mil 582. Las situaciones migratorias de las personas migrantes incluyen ser retornados bajo el Título 42, tener un caso de MPP no activo y nacionales huyendo por motivos de violencia, se indicó en el reporte.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos continúa procesando a las personas que llegan a la frontera de acuerdo con la orden del Título 42, dijo el jefe de la dirección de operaciones de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos, Manuel Padilla, en una conferencia de prensa.

“Este es un esfuerzo para reducir el despliegue de COVID-19 a los Estados Unidos y a la región. Además, ciertas familias que llegaron recientemente y que no pueden ser deportadas o expulsadas bajo el Título 42, y que no tienen una base legal para permanecer en los Estados Unidos, son susceptibles a la deportación acelerada a su país de origen bajo el programa de verificación electrónica de nacionalidad,” dijo Padilla.

Este programa que esta activo desde el 2019, permite a DHS deportar a personas rápidamente al obtener documentación electrónica de sus países de origen. Desde el 30 de julio de este año, DHS inició los vuelos de repatriación a El Salvador, Guatemala y Honduras.

El sector Valle del Rio Grande se reporta la cantidad más alta de expulsiones por Título 42 con más de 200 mil en el año fiscal 2021. Padilla mencionó que la capacidad de ese sector se ha sobrepasado.

“Ya no tenemos una capacidad para manejar eficientemente los números de personas y no solamente la Patrulla Fronteriza, sino organizaciones no gubernamentales con quienes trabajamos muy junto”, dijo. “Cuando tenemos esa situación, movemos a personas para otras áreas de la frontera, simplemente para usar recursos que tenemos en otras partes que aún no están tan ocupadas”.

En el mes de julio, la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza ha registrado 16 mil 774 expulsiones bajo el Título 42 en el sector de El Paso. A finales del mes, el albergue Kiki Romero llegó a estar a su tope con más de 370, informó el coordinador.

En comparación, hasta el miércoles 18 de agosto el gimnasio estaba ocupado al 50 por ciento de capacidad aún recibiendo a personas migrantes principalmente retornadas bajo el Título 42.

“Ahorita lo que mas nos están llegando son grupos de retornados. También nos llegan grupos de rescates de casas de seguridad, pero esos casos son menos frecuentes”, dijo Pinal.

***

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »