En El País

Cambian trazo del Tren Maya, familias no serán desalojadas en Campeche

Foto: Robin Canul / Archivo-Pie de Página

Después de dos años de oposición al Tren Maya, el colectivo Tres Barrios de Campeche anunció que no serán desalojados por el paso de la megaobra, pues el gobierno decidió cambiar el trayecto del ferrocarril y más de 300 familias permanecerán en sus viviendas

Texto: Arturo Contreras Camero / Pie de Página

Ciudad de México- El Fondo Nacional de Fomento para el Turismo, aseguró esta tarde que cambiará el trazo del Tren Maya que ya no entrará al centro de la ciudad de Campeche, así como de otros lugares donde se respetarán vestigios históricos, como en la comunidad de Candelaria, a 200 kilómetros de esta ciudad.

El cambio del trazo significa que el tren dejará de pasar por colonias centrales de la ciudad de Campeche, entre las que se encuentran las que forman el colectivo Tres Barrios: Santa Lucía, La Ermita y Camino Real. El paso del proyecto ferroviario hubiera significado el desplazamiento de más de 300 familias que viven cerca del paso antiguo del tren, un trazo que buscaba recuperar el Tren Maya.

Desde finales de 2019, el colectivo Tres Barrios se organizó e inició una lucha legal en la que logró ampararse y ganar una suspensión temporal a la construcción del tren. Guadalupe Cáceres, vecina de Camino Real, vive a escasos 10 metros de las vías viejas del tren, por donde solía pasar un ferrocarril hasta mediados de los noventa. Incluso recuerda cómo sus abuelos donaron parte de su terreno para que pasara el tren en 1940, mismo que dejó de pasar a finales de los noventa.

“Nosotros no buscamos impedir el Tren Maya. Nosotros buscamos replantear la vía del tren. Cambiarlo no va a cambiar su finalidad. Se puede hacer afuera de la ciudad”, dijo en mayo del 2020 a Pie de Página la señora Guadalupe. Por su casa pasan las vías férreas. Pero no solo por la de ella, también por las de sus hermanos y de 300 vecinos más. “El tendido férreo, abarca 2 mil 500 metros cuadrados en los que hay  estéticas, vulcanizadoras, dentistas, veterinarios, parques y estadios que están a lo largo del tendido férreo”. 

“Esta es una victoria de todos los vecinos que formamos el colectivo, y seguimos en la lucha”, dice Guadalupe Cáceres.

Para Fonatur, sin embargo, la oposición del colectivo tres barrios no fue el principal motivo para que Fonatur decidiera cambiar la vía.

Este martes 24 la dependencia sostuvo una conferencia de prensa donde presentó los lineamientos de diseño para las comunidades sustentables del Tren Maya, un documento donde señala cómo se debe realizar el crecimiento urbano en las zonas impactadas. 

Al término de esta conferencia, durante la sesión de preguntas y respuestas, un reportero pidió informes sobre los cambios en el trazo del tren, a lo que el responsable de la dependencia Rogelio Jiménez Pons respondió con el anuncio del cambio en el trazo de Campeche.

También alertó que durante el reconocimiento de terreno que se ha hecho en la zona se han encontrado más 14 mil 300 vestigios arqueológicos, como el que se encuentra en el municipio de Candelaria, 200 kilómetros al sur de la ciudad de Campeche, que se estima podría ser del tamaño de Palenque.

Desde que se inició el proyecto del Tren Maya el gobierno federal ha sido muy reservado sobre la ubicación de las estaciones y del paso específico del proyecto, pues esto podría generar una especulación inmobiliaria desmedida. Según dijo Jiménez Pons, y según habían comentado algunos de los habitantes del colectivo Tres Barrios, para asegurar que el paso del tren no partiera por la mitad a la ciudad de Campeche se pensó realizar un viaducto elevado a través de la ciudad, que llegaría a su ciudad amurallada, corazón de la ciudad. Sin embargo, al cambiar el trazo, este no será necesario, por lo que la obra podría presentar algún tipo de ahorro. El nuevo trazo pasará por el periférico de Campeche, rumbo al aeropuerto. 

Hasta hace unos meses, cuando aún no se confirmaba el cambio, los pobladores de los Tres Barrios temían por sus hogares, que habían pasado por varias generaciones. Habían escuchado rumores de que los reubicarían en una colonia nueva, a las afueras de la ciudad, pero nunca tuvieron un proyecto concreto al respecto.

Por el momento, los amparos levantados por el colectivo siguen en curso y aseguran que no desistirán de ellos hasta que tengan una garantía legal que les dé certeza sobre su permanencia en la ciudad.

A la fecha las autoridades no han pedido disculpas por el estigma que produjo entre los vecinos de estas colonias, pues mucha gente los tildó de invasores de tierras, de usureros y de estar en contra del desarrollo.

***

Este trabajo fue publicado originalmente en Pie de Página que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar la publicación original.

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »