En El País

El largo adiós de Olga Sánchez Cordero a la Secretaría de Gobernación

Fotografía: Presidencia de México

La secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero renunció al cargo. Su lugar lo ocupa el todavía gobernador de Tabasco Adán Augusto López. El nuevo relevo en el gabinete presidencial pone fin a una larga historia de rumores sobre la salida de la ministra en retiro

Por Alberto Najar / Pie de Página

Ciudad de México- Fue la primera mujer en ocupar la Secretaría de Gobernación en la historia de México, y una de las personas de mayor confianza del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Pero este jueves se cerró el ciclo. Olga Sánchez Cordero renunció al gabinete presidencial y anunció su regreso al Senado de la República.

En su lugar fue designado el gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, amigo personal del presidente.

La noticia del relevo se difundió al mediodía en redes sociales y los portales de algunos medios tradicionales.

López Obrador la confirmó en un mensaje por Twitter. “Me ha ayudado mucho, mucho, mucho”, dijo sobre la ministra Sánchez Cordero.

“La estimo, ha sido leal, ha estado con nosotros en este compromiso que tenemos de lograr una sociedad mejor y transformar a nuestro país”.

El anuncio fue en Palacio Nacional. Una ceremonia breve, inclusive amistosa, muy distinta al momento en que se informó la salida de la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval.

La salida de Sánchez Cordero se concretó este 26 de agosto e inclusive este mismo día informó al presidente del Senado, Eduardo Ramírez Aguilar, su decisión de reincorporarse al trabajo legislativo.

Augusto López, sin embargo, no ocupará de inmediato la Secretaría de Gobernación, pues primero debe obtener licencia del Congreso de Tabasco para dejar la gubernatura. 

Mientras concluye el trámite formalmente no hay secretario de Gobernación.

Los repetidos rumores

Desde hace varios meses se especulaba sobre la salida de Sánchez Cordero en redes sociales de internet y espacios de opinión de medios tradicionales.

Inclusive en junio pasado un par de columnistas especializados en finanzas, Mario Maldonado y Darío Celis, aseguraron que la funcionaria abandonaba el gabinete presidencial.

Era falso, dijo la secretaria de Gobernación. “Lamento decepcionar a sus ‘fuentes’ pero NO, no he presentado mi renuncia”, publicó en Twitter.

“Sigo más comprometida que nunca con el presidente López Obrador. Dejemos la cultura del rumor y no sirvamos al juego de la desestabilización de la 4T”.

No fue la primera vez que se mencionó la situación de la ministra en retiro. En 2020, por ejemplo, también hubo señalamientos sobre su eventual renuncia.

La agenda de Sánchez Cordero en Segob

Y antes también abundaron los rumores, como sucedió en 2019 cuando el entonces presidente de Estados Unidos Donald Trump amenazó con imponer aranceles a las importaciones mexicanas si no se detenía la oleada de migración irregular que alcanzó niveles históricos.

El gobierno mexicano desplegó a miles de soldados y elementos de la Guardia Nacional para contener el ingreso de personas por la frontera sur.

La estrategia fue coordinada por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y no por Gobernación, que legalmente tiene la conducción de la política migratoria.

No es todo. En casi tres años en el cargo no fue posible concretar algunas de las acciones que se ofrecieron durante la campaña electoral.

Una de ellas fue un sistema de justicia transicional para terminar con la violencia creciente en el país. Otra fue una efectiva ley de amnistía.

La legislación fue aprobada en 2020 pero, meses después de su implementación, todavía no se aplica por completo.

En cambio, la secretaria de Gobernación mantuvo una activa agenda en contra de la violencia contra las mujeres, e inclusive en distintos momentos afirmó que la 4T “es feminista”.

Una tesis que por momentos pareció contradictoria. En febrero pasado Sánchez Cordero reconoció que sufrió violencia de género en algunas reuniones del Gabinete de Seguridad.

“Se hacían grupos de puros hombres, estaba yo la única, y saben quién me volteaba a ver, nadie”, dijo en el foro Participación política de las mujeres en México: retos y temas pendientes.

“Antes de que llegara el presidente ahí estaban cuchicheando todos, menos yo. Yo no estaba incluida en esas bolitas de funcionarios”.

Su llegada al Senado

La exsecretaria de Gobernación se incorpora de inmediato a su escaño en el Senado, posición que ocupaba hasta ahora la actriz Jesusa Rodríguez.

Tras el anuncio de su dimisión, en redes sociales y en portales de algunos medios se publicó que sería designada como presidenta de la mesa directiva.

También se insistió en que una de sus funciones centrales será concretar algunas de las iniciativas de ley promovidas por el presidente López Obrador.

Una de ellas es la reglamentación para la revocación de mandato, que no pudo analizarse porque la Comisión Permanente del Congreso se negó a convocar a un período extraordinario de sesiones con ese propósito.

Una tarea que no pudo cumplir Ricardo Monreal, coordinador de la mayoría parlamentaria que corresponde a Morena.

***

Este trabajo fue publicado originalmente en Pie de Página que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar la publicación original.

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »