Opinión

Me acuerdo

Me acuerdo que el gobernador criminal huyó. Me acuerdo que Javier Corral traicionó esa lucha. Me acuerdo que el duartismo revive ahora en la impunidad de María Eugenia Campos Galván. Y… me acuerdo que esa lucha contra la corrupción ha de continuar

Jaime García Chávez

Me acuerdo cuando, por primera vez, comprendí embrionariamente el daño que la corrupción política le hace a la sociedad. Fue al calor de la lucha estudiantil en la Universidad Autónoma de Chihuahua durante los años 1973-74.

Me acuerdo que esa corrupción política en la UACh extravió a esta universidad en un atraso del que no se ha recuperado.

Me acuerdo que visualicé la corrupción política como un mal endémico en nuestra sociedad, con multiplicidad de orígenes y pude ver que la larga prevalencia del régimen de partido de Estado se sustentó en el cemento que le brindó este mal.

Me acuerdo cuando a Chihuahua llegó una corrupción más rapaz que las anteriores durante el gobierno de Patricio Martínez García.

Me acuerdo que combatí ese gobierno con la ley en la mano, sin el apoyo de la doliente sociedad, y sin que las instituciones encargadas de hacer justicia actuaran en el marco de un Estado de derecho.

Me acuerdo que para combatir la corrupción política iniciamos una ley con más de 20 mil firmas de apoyo, conforme a las norma establecidas, para tener un Tribunal Estatal de Cuentas, garante de la rendición de cuentas.

Me acuerdo que salimos descamisados y amenazados de muerte del Congreso del Estado controlado por la mayoría priísta.

Me acuerdo que iniciamos un juicio político a Patricio Martínez García y nos estrellamos frente a la consigna que arropó la corrupción política y su hermana la impunidad.

Me acuerdo que, en ese intento de juicio político, el abogado defensor del exgobernador fue César Horacio Duarte Jáquez, al que conocí como integrante de la LXI Legislatura local.

Me acuerdo que publiqué un libro titulado El crimen sí paga donde denuncié toda esta trama a la luz de que el exgobernador se convirtió en senador de la república.

Me acuerdo que el crimen sí paga cuando recibimos la noticia, en 2010, de que Duarte se convertía en gobernador del estado.

Me acuerdo que con un grupo de compañeros no le dimos tregua al tirano ni un solo día.

Me acuerdo que un 23 de septiembre de 2014 lo denuncié ante la PGR por enriquecimiento ilícito, peculado y otras figuras delictivas.

Me acuerdo que acreditamos la comisión de todos los delitos.

Me acuerdo que Enrique Peña Nieto lo protegió como a su hijo predilecto.

Me acuerdo que esa denuncia desencadenó una lucha cívica que, a la postre, redundó en la derrota electoral del PRI en 2016.

Me acuerdo que el gobernador criminal huyó.

Me acuerdo que Javier Corral traicionó esa lucha.

Me acuerdo que López Obrador se convirtió en presidente y el expediente de la denuncia contra Duarte sigue archivado.

Me acuerdo que el duartismo revive ahora en la impunidad de María Eugenia Campos Galván. Y…

Me acuerdo que esa lucha ha de continuar.

03 septiembre 2021

_______________________

Para construir este texto me apoyé en la frase “me acuerdo”, empleada por Joe Brainard en 1975, para destacar hechos que tienen que ver con la corrupción política en Chihuahua, con la más reciente y grave, encarnada por el tirano César Horacio Duarte Jáquez.

****

Jaime García Chávez. Político y abogado chihuahuense. Por más de cuarenta años ha dirigido un despacho de abogados que defiende los derechos humanos y laborales. Impulsor del combate a la corrupción política. Fundador y actual presidente de Unión Ciudadana, A.C.

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »