Opinión

Oposición y la agenda ‘made in’ palacio nacional

Ganar perdiendo o perder ganando no son la misma cosa y, a estas alturas, ya debería de ser fórmula por demás conocida en la arena pública

Miguel Ángel Sosa / Twitter: @Mik3_Sosa

Así como los peces aprenden a no picar con el primer anzuelo, la oposición debería saber que las victorias pírricas son de lo más común en la política.

Qué desilusión sería, si es que se comprueba, el darse cuenta de que la supuesta ganancia de asegurar, por ejemplo, recursos para las asociaciones civiles, que amenazaba la miscelánea morenista, siempre hubiera estado contemplado por el oficialismo como un elemento de negociación y no como una pérdida.

O, por citar otro ejemplo, si los atentados presupuestarios contra instituciones y agendas sensibles para el PAN, PRI y PRD fueran solo batazos perfectamente planeados para que ahí se mantuvieran entretenidas las huestes de enfrente.

Ganar perdiendo o perder ganando no son la misma cosa y, a estas alturas, ya debería de ser fórmula por demás conocida en la arena pública.

Resulta difícil pensar en que la discusión del Presupuesto no hubiera incluido, para MORENA, la colocación de los dulces y zanahorias que estaban dispuestos a ceder.

A muchos sorprendió, como si se tratara de un milagro, que el presidente López Obrador abriera la posibilidad de modificar la propuesta económica que hizo llegar al Congreso. No se necesita de un análisis a fondo para identificar el modus operandi que ha manejado el gobierno durante el primer trienio.

Encasillar la agenda que defiende la oposición reduce los márgenes de maniobras para quienes intentan frenar el afán autoritario de la administración obradorista. Pelear en pequeños rines especialmente diseñados los puede convertir en meros espectadores de aquellos temas que son de mayor trascendencia.

Sería descabellado pensar que pudiera existir la posibilidad de que una parte de la agenda de la oposición haya sido diseñada desde Palacio Nacional, y colocada como bandera en las murallas del ejército enemigo a base de ataques feroces con sus esperadas y medibles reacciones.

Si algo tiene el régimen es que no cambia sus formas. Pretende a toda costa aniquilar con la cerrazón, moralizar la vida pública a su conveniencia y subir en la agenda los temas que le convienen, pero solo hasta niveles manejables.

Habrá que preguntarse cuántos de los asuntos que se destapan en las mañaneras son misiles dirigidos para que los adversarios se pongan el traje que les fabricaron a la medida. En campaña Obrador hizo lo mismo, marcaba línea y subía o bajaba temas. Hoy sería interesante saber cuántas causas de la oposición son endilgadas y no de cepa. 

ENTRETELONES

Samuel García el nuevo gobernatore de Nuevo León se posiciona de forma disruptiva en la opinión pública. Hoy lo que muchos califican de payasadas pueden ser señales de la nueva forma de hablarle a los votantes. Que no haya sorpresas para que no haya sorprendidos con Cenicientas y cuentos de hadas en el 2024.

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »