Opinión

En derecho laboral, reprobó la universidad




septiembre 18, 2022
Imagen ilustrativa. Fotografía: Canva

La inmensa mayoría de los aspirantes a juzgadores laborales para el estado de Chihuahua reprobó el examen, así como se oye, no pasaron… pero la que ha reprobado es la universidad que tenemos, que ha soslayado el estudio riguroso de las ciencias sociales, en particular la enseñanza de todo el ámbito jurídico referido al trabajo y a los obreros

Por Jaime García Chávez

La reforma en materia de justicia laboral, para toda la república, es la más secreta de todas las reformas que se han hecho en este país. Prácticamente es tema de iniciados, o de interesados, como las cúpulas patronales, sus abogados, los jefes de las corporaciones sindicales y desde luego de los brazos del Estado que se ocupan de esa tarea.

La inmensa mayoría de los trabajadores ignora que el tripartismo representado por las juntas de Conciliación y Arbitraje, locales y federales, serán sustituidas por jueces laborales dependientes del Poder Judicial; ya no serán aquellos tribunales que dependían de la estructura del Ejecutivo.

También ignoran que habrá una etapa en la que se preserve el viejo esquema para los que iniciaron algún juicio, al lado de los que serán los flamantes jueces en el futuro.

Todo esto viene a colación de una noticia reciente que tiene que ver con el reclutamiento de los futuros juzgadores para el estado de Chihuahua, a la cabeza del cual se puso al magistrado Luis Villegas Montes. Él convocó de manera impecable, los aspirantes se presentaron, se sujetó a examen y evaluación a los pretendientes, con el resultado de que la inmensa mayoría reprobó; así como se oye, no pasaron, no obstante ostentar títulos de licenciatura y probablemente de mayor rango en el plano académico.

Fueron cien reactivos, como dicen los maestros. El hecho es más que aleccionador para tomarlo como ventana y dirimir que las universidades no están haciendo su papel en esta materia. Estoy seguro de ello de mucho tiempo atrás.

México es un país que ha dado juristas de la talla de don Mario de la Cueva, quien escribió todo un tratado sobre el derecho del trabajo, insuperado hasta ahora, y presumible incluso en la arena internacional. Al lado de él hay otros que hicieron sus aportes, con lo que quiero decir que por material de estudio no ha quedado. El mal está en otra parte y se ha provocado de manera intencional.

Ha habido de manera deliberada y persistente toda una política perniciosa para que se ignore la esencia de esta parte del derecho público. La UACh no ha sido la excepción. De mis tiempos de estudiante en la Escuela de Derecho me percaté que de manera criminal los maestros del derecho sustantivo y adjetivo del trabajo, se dedicaban a prodigar en clase chistes misóginos y de mal gusto, y que la tarea que se les había asignado simplemente la hacían a un lado. Esos maestros eran priistas, pero bien los pudo haber premiado la COPARMEX por sus favores recibidos.

Tengo para mí que no reprobaron los que de recién se da noticia. La que ha reprobado es la universidad que tenemos, que ha soslayado el estudio riguroso de las ciencias sociales, en particular la enseñanza de todo el ámbito jurídico referido al trabajo y a los obreros dominados en el sistema salariado.

Qué pena, porque al final del día, con esa pasta humana de segunda y de retazos se construirán los juzgados para los trabajadores. Entendamos que en las transiciones que ha tenido México, esos millones de seres humanos importan poco o nada.

15 septiembre 2022

***

Jaime García Chávez. Político y abogado chihuahuense. Por más de cuarenta años ha dirigido un despacho de abogados que defiende los derechos humanos y laborales. Impulsor del combate a la corrupción política. Fundador y actual presidente de Unión Ciudadana, A.C.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

lo más leído

To Top
Translate »