Especial

Ciudad Juárez, la capital de la extorsión, el secuestro, la desaparición de migrantes




noviembre 18, 2022
Migrantes proyectan sombras en un edificio del Instituto Nacional de Migración (INM) en Ciudad Juárez después de ser deportados de Estados Unidos. Foto de José Luis González / Reuters vía Alamy Stock Photo

Personas migrantes de Ecuador que buscaban llegar a Estados Unidos perdieron contacto con sus familias después de llegar a Ciudad Juárez, Chihuahua, estado donde se han registrado 260 desapariciones de personas con nacionalidades distintas a la mexicana desde 2018

Por Rocío Gallegos y Gabriela Minjares
La Verdad, Ciudad Juárez, México

Con la colaboración de:
Andrés Mazza y Christian Sánchez
El Mercurio, Cuenca, Ecuador

Su último rastro fue en Ciudad Juárez, en la frontera norte de México. Salieron de Ecuador, desde distintas ciudades y en diferentes fechas, pero todos con un destino común: Estados Unidos, a donde no llegaron. Sus rostros en fotografías son difundidos ahora en esta frontera mexicana por una agrupación privada de consultoría legal para migrantes ecuatorianos contactada por sus familiares, con la esperanza de localizarlos.

Se trata de Carlos Eduardo López Quinapanta, de 35 años, quien desde el 8 de abril de 2020 desapareció; Jimmy Washington Morocho Reinoso, con quien se tuvo el último contacto el 4 de noviembre; así como de Cristian Lupercio, de 21 años, y Evelin Quichimbo, de 24 años, de quienes no se sabe nada desde el 27 de noviembre de ese año.

También de Gonzalo Oswaldo Sarmiento Veintimilla, de 45 años, quien está ausente desde el 12 de marzo de 2021; Johanna Maribel Tapia, de 33 años, desaparecida el 17 de abril; Claudio Ramón, de 36 años, del 27 de julio; Lizeth Yolanda Topón Huiracocha, un hombre trans que se auto identificaba como Andrés Marqués, desde el 28 de agosto; José Luis Palate, de 42 años, a quien su familia trata de ubicar desde el 28 de mayo, y de Fredy Leonardo Marín Chacón, de 37 años, de quien no se sabe nada desde junio del 2021.

Sus casos exhiben la victimización que enfrentan los migrantes en esta comunidad fronteriza, donde los encargados de los albergues que los reciben estiman que ocho de cada 10 han padecido algún abuso, violación a sus derechos o una acción criminal.

—Ciudad Juárez es un área bastante difícil para los ecuatorianos y ecuatorianas, eso provoca mucha ansiedad, muchos problemas… y desapariciones”—, explica William Murillo, presidente ejecutivo de 1800Migrante, la agrupación que mantiene la búsqueda de migrantes originarios de Ecuador desaparecidos en esta zona que colinda con El Paso, Texas, y Santa Teresa, Nuevo México.

Información estadística proporcionada por la Fiscalía General del Estado en México (FGE) indicó que de 2018 al 26 de julio de 2022 tienen registradas en el estado de Chihuahua a 260 personas ausentes de nacionalidad diferente a la mexicana, de las cuales localizaron a 157.

La autoridad precisó que estas personas no necesariamente se encuentran en situación de migración, y que el 81 por ciento (210) de estos casos ocurrieron en la zona norte, que tiene sede en Ciudad Juárez y los municipios fronterizos de Guadalupe y Práxedis G. Guerrero.

De las 103 personas con estatus de ausencia vigente, la mayoría, 55, son originarios de Guatemala, y el resto de otros países de América Latina; de Ecuador no aparecen registros específicos, solo se menciona que hay una persona de otra nacionalidad que no fue especificada.

Los datos establecen que del total de las personas extranjeras con reporte de ausencia (260), 38 desaparecieron en 2018; 60 en 2019; 51 en 2020; 95 en 2021; y hasta el 26 de julio de 2022 había 16 casos.

Rastros de los migrantes. Ropa y zapatos que migrantes abandonan en el bordo del Río Bravo al cruzar a territorio estadounidense por Ciudad Juárez. Fotografía: Rey R. Jauregui

De quienes se encuentran en la lista de migrantes ecuatorianos desaparecidos en Ciudad Juárez documentada por 1800Migrante, la FGE informó que en Ciudad Juárez, solo tienen el reporte de desaparición o ausencia de Claudio Ramón, cuyo expediente ha sido integrado. Del resto de personas que son buscadas por sus familiares no se ha recibido ninguna denuncia oficial; de acuerdo con Murillo, esto se debe a problemas burocráticos.

—Tenemos un problema de jurisdicción. Los ecuatorianos dependemos enteramente del gobierno de Ecuador para que hagan trámites en el extranjero —explica—. Es muy complicado porque alguien tiene que asumir la representación física, y eso es casi imposible. Hasta ahora no he escuchado nunca que la cancillería ponga una denuncia a nombre de un ecuatoriano.

Durante los más de 15 años que 1800Migrante ha llevado a cabo la búsqueda de ecuatorianos ausentes en la región, han podido localizar a uno de ellos. Se trata de Washington Quizhpe, a quien su familia le perdió el rastro tras ser expulsado de Estados Unidos por Ciudad Juárez. El hombre, quien sufre una enfermedad mental y tiene una discapacidad auditiva, fue localizado deambulando en las calles de la frontera.

—Estuvo en Ciudad Juárez, había cruzado y lo deportaron; entonces estuvo perdido como dos meses, deambulando por las calles, hasta que alguien le encontró una identificación, tomó una foto, y eso ayudó a que lo pudiéramos ubicar—, relata Murillo.

Las autoridades municipales de Ciudad Juárez lo llevaron hasta un dispensario para que fuera atendido por profesionales médicos antes de entregarlo a una organización de apoyo a migrantes en tránsito. Quizhpe recibió tratamiento médico especializado por su condición, y cruzó de nuevo a Estados Unidos de manera legal para reencontrarse con su familia en junio del 2021.

En estos años de trabajo pro bono, 1800Migrante ha documentado 146 casos de desapariciones de ecuatorianos en México, la mayoría en la frontera entre México y Estados Unidos, en la zona colindante con Texas, Nuevo México y Arizona, asegura Murillo. Más de una docena de ellos se registraron los últimos dos años, principalmente en la zona de Ciudad Juárez.

—Una vez dije que Ciudad Juárez es la capital del secuestro, la extorsión y la desaparición para los ecuatorianos en México— afirma Murillo—. Me mantengo en esa declaración porque hay muchos ecuatorianos que están en esa condición.

***

Esta investigación forma parte de la serie De Ecuador a Estados Unidos de El Mercurio en Ecuador y La Verdad Juárez que fue desarrollada con el apoyo de InquireFirst. Aquí puedes ver su publicación.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leído

To Top
Translate »