COVID-19

Acredita CEDH omisiones en Ceresos ante pandemia, pide acciones para proteger a presos

El Gobierno de Chihuahua debe adoptar medidas preventivas contra el coronavirus para los presos en los Ceresos determinó la CEDH al investigar siete quejas por omisiones ante los brotes de la enfermedad

Blanca Elizabeth Carmona/La Verdad

La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) acreditó que autoridades estatales han cometido violaciones a los derechos humanos de personas internadas en los Centros de Rehabilitación Social (Ceresos) de Ciudad Juárez y Chihuahua, así como el de internamiento para adolescentes, frente a la pandemia de COVID-19.

Por ello emitió una recomendación y formuló una propuesta general a diversas autoridades estatales, para que adopten medidas preventivas contra el coronavirus en beneficio de toda la población, se informó.

A finales de agosto pasado, La Verdad publicó que familiares de reclusos en tres Ceresos de Chihuahua denunciaron negligencias de las autoridades carcelarias ante el aumento de contagio por COVID-19 e interpusieron seis quejas ante CEDH, mientras que la CEDH informó del inicio de otra investigación de oficio en el penal de Ciudad Juárez,

Este miércoles, la CEDH dio a conocer que radicó siete quejas, tres de oficio y cuatro a petición de parte. Estas derivaron en la recomendación 32/20, donde se documentó que se diversas autoridades estatales han incumplido con el respeto a los derechos a la vida, la protección de la salud y a una estancia digna de las personas privadas de la libertad, se dio a conocer en un comunicado de prensa, así como en los documentos de la recomendación.

Además, se identificó que algunas de las personas detenidas han sido incomunicadas, algunos de estos casos fueron denunciados a la Comisión por parte de jueces.

“La investigación realizada por este organismo se debió a la situación de vulnerabilidad en que se encontraban las personas privadas de la libertad, frente a la pandemia de Covid-19”, se indica en el parte de la CEDH.

Te recomendamos: Aislados dentro de la prisión, así se vive en el Cereso la pandemia

Algunas de las medidas y acciones que propone la CEDH es que se de atención a la salud física y mental, para que durante la emergencia sanitaria todos los internos tengan garantizado el acceso a la salud y se hace hincapié en la atención a las personas con capacidades diferentes para que no sean discriminadas en su derecho a la protección de la salud.

La recomendación va dirigida a la Secretaría de Seguridad Pública Estatal y a la Secretaría de Salud y se pretende proteger no solo los derechos de las personas identificadas en las quejas, sino  a toda la población penitenciaria tanto adultos como menores de edad.

Las quejas, las omisiones

La queja número uno, investigada por la CEDH de oficio, es relativa a 126 personas internadas en el Cereso 3 de Ciudad Juárez quienes resultaron positivo a COVID-19, de acuerdo con un informe que la CEDH recibió el pasado 21 de julio.

La Comisión determinó iniciar una investigación por posibles violaciones a la protección de la salud y a una estancia digna de estas 126 personas. La investigación fue radicada con el número de expediente CEDH:10s.1.2.214/2020, e involucró tanto a la Subsecretaría del Sistema Penitenciario como a la Secretaría de Salud.

El organismo derecho-humanista también indagó sobre la muerte de una persona internada en el penal número 1 ubicado en la capital del Estado de Chihuahua, y pidió que se siguieran medidas preventivas para evitar el incumplimiento al derecho a la protección de la salud de tres hombres que compartían el espacio carcelario con la persona fallecida.

En la queja de oficio número 3 se documentó un posible caso de incomunicación en contra de un interno enfermo de coronavirus.

“Si bien la medida de aislamiento resulta no sólo razonable sino necesaria para evitar la propagación del virus SARS-COV2, en virtud de que busca preservar la salud pública, también lo es que la incomunicación que se puso de manifiesto no se justifica de manera alguna y por ello constituye la violación al derecho humano a no ser incomunicado, del que debe gozar toda persona y de manera reforzada quienes se encuentran privadas de su libertad y en condición de vulnerabilidad exacerbada por padecer COVID-19”, se indica en la recomendación elaborada por la CEDH, que aquí puedes consultar.

El caso 4 documentado por la Comisión corresponde a la inconformidad de un interno, quien denunció la inhabilitación de los teléfonos públicos en el penal número 1 ubicado en la capital del Estado de Chihuahua. Así como la falta de agua en una celda donde, dice, viven 200 internos, y la carencia jabón y de gel antibacterial.

En el documento difundido por la CEDH también se señala que a todas las quejas la autoridad carcelaria dio respuesta, básicamente para informar que se han implementado protocolos de prevención y atención a enfermos a causa del COVID-19.

En relación con la queja 4, Nora Angélica Balderrama Cano subsecretaria del Sistema Penitenciario, Ejecución de Penas y Medidas Judiciales, expuso que es totalmente falsa, se informa en los documentos exhibidos por la CEDH.

[email protected]

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »