En El Estado

Pagan con nómina educativa de Chihuahua a personal fallecido, dado de baja y con licencia

Fotografía: Cortesía

La Auditoría Superior de la Federación detectó irregularidades por más de 70 millones de pesos en el destino del fondo federal para sueldos de Educación que el gobierno de Javier Corral recibió en 2019

Itzel Ramírez / La Verdad

Entre pagos a personal fallecido, de baja, no docente o sin descripción de plaza, Servicios Educativos del Estado de Chihuahua gastó indebidamente más de 70 millones de pesos del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE), determinó la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en la revisión de la Cuenta Pública 2019.

De acuerdo con los informes individuales relativos al gasto federalizado en materia educativa, el Gobierno de Chihuahua tuvo irregularidades en la ejecución de recursos federales en el FONE y en el programa Escuelas de Tiempo Completo por un total de 74 millones 532 mil pesos no aclarados durante la revisión.

Aunque los resultados de la revisión realizada por la ASF a la cuenta pública del 2019 son públicos, el Gobierno de Chihuahua no ha realizado comentarios sobre los hallazgos exhibidos.

Los resultados de la ASF indican que fue dentro del FONE donde se detectaron los montos más cuantiosos de probables daños a la hacienda pública, por lo que se determinaron observaciones.

Uno de los hallazgos fue en el gasto para nóminas ordinarias y complementarias del ejercicio fiscal 2019, en el que el gobierno de Chihuahua hizo mil 533 pagos a 70 trabajadores “ que no realizaron funciones destinadas a la educación básica y normal” por un monto de 38 millones 825 mil 36 pesos, en incumplimiento de las leyes de Coordinación Fiscal, General de Educación y con el Manual de Procedimientos para la Operación del Catálogo de Centros de Trabajo.

Otra de las revisiones mostró que se realizaron dos mil 813 “pagos indebidos” a 135 trabajadores que tenían 141 plazas y estaban adscritos a 20 centros de trabajo no registrados en el Catálogo General de Centros de Trabajo. En total, el monto del probable daño, perjuicio o ambos a la hacienda pública federal fue de 31 millones 793 mil 253 pesos más intereses generados desde su disposición hasta su reintegro a la Tesorería federal.

Por cuenta y orden de Servicios Educativos de Chihuahua (SEECH) se hicieron además 54 pagos indebidos por 629 mil pesos a nueve trabajadores que tenían licencia sin goce de suelo, lo que derivó en un pliego de observaciones de la ASF. 

Entre los resultados también se encontró que con dinero del FONE se realizaron 134 pagos a 40 trabajadores que habían fallecido en el ejercicio fiscal 2019 o anteriores por un total de 827 mil 615 pesos, monto del que se presume un año a la hacienda pública.

Este es el segundo año consecutivo que aparecen pagos a personal fallecido en la nómina educativa de Chihuahua, en la cuenta pública del 2018, la Auditoria federal detectó que hicieron 352 pagos, por un total de 496 mil 341 pesos, a dos trabajadores quienes en conjunto tenían 14 plazas activas pese a que ambos habían fallecido en 2018 o anteriores.

En la revisión a la cuenta 2019, la ASF también detectó que SEECH ordenó pagos posteriores a la fecha de su baja para 19 trabajadores por un monto total de 141 mil pesos, lo que contraviene la legislación vigente.

Los pagos fuera de la norma alcanzaron también para remunerar a trabajadores que durante 2019 desempeñaron algún puesto de elección popular; de acuerdo con la revisión, el gobierno de Chihuahua autorizó 50 pagos por 204 mil pesos a cinco trabajadores que contaron con algún cargo de elección popular durante el ejercicio fiscal 2019. La ASF explicó que SEECH no entregó la documentación que comprobara que el puesto público fuera compatible con el empleo en el ramo educativo.

Igualmente, la ASF encontró un probable daño por un millón 482 mil 848 pesos de los que SEECH no pudo acreditar su ejercicio ni destino y que se pagaron por concepto de intereses moratorios de servicio de energía eléctrica, lo que incumple la Ley General de Contabilidad Gubernamental.

Dentro de esa revisión también se señaló otro probable daño por 167 mil 205 pesos por pagar con recursos del FONE intereses moratorios del servicio de energía eléctrica correspondientes a diciembre de 2018.

En la auditoría a Escuelas de Tiempo Completo se encontró que tanto la Secretaría de Educación y Deporte como los SEECH pagaron 307 mil 589 pesos a 48 trabajadores como parte de un salario mayor al que se establece en las reglas de operación del programa.

También se emitió un pliego de observaciones en el que se presume un daño a la hacienda pública por 154 mil 784 pesos por un retraso en la entrega de los bienes de un contrato –del que no se informa su naturaleza–, y por la falta de constancia de satisfacción del servicio recibido en otra adquisición, lo que viola la legislación vigente.

En ambas auditorías (FONE y Escuelas de Tiempo Completo), además de la realizada al programa Apoyo a Centros y Organizaciones de Educación, la ASF realizó promociones de responsabilidad administrativa sancionatoria por diversas acciones irregulares como transferencias tardías, apertura de cuentas no específicas, pagos o reintegros extemporáneos, gastos duplicados y falta de documentación comprobatoria o en el formato exigido por el órgano revisor.

laverdadjz@gmail.com

____________________________

Te recomendamos: La UACJ gastó de manera irregular más de 219 millones: ASF

Notas Relacionadas:

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leido

To Top
Translate »