Puente News Collaborative

Agricultores de Nuevo México se preparan para comenzar el negocio de la cannabis

Nuevo México comenzará a permitir la venta comercial del cannabis durante el primer trimestre de 2022. Si bien la industria de ventas medicinales está dispuesta a hacer la transición a ventas para uso recreativo, algunos agricultores apenas se preparan para entrar a participar en la industria

Por Kate Bieri / ABC-7

Santa Fe, Nuevo México – El cannabis podrá ser legal para cultivar y fumar en Nuevo México, pero no se puede comprar la planta para el uso recreativo en la Tierra del Encanto, al me nos no por el momento.

“No entrarán en vigencia las ventas sino hasta enero”, dijo superintendente Linda Trujillo, secretaria de Regulación y el Departamento de Licencias en Nuevo México. “Eso sí les puedo decir”.

Cuando el estado votó a favor de legalizar el uso recreacional de la droga este año, los legisladores le encargaron a Trujillo la tarea de crear un nuevo sistema para establecer una licencia para vender el cannabis antes de abril de 2022.

“Yo sabía que este año estaría legalizado el cannabis, así como todos los demás sabíamos que venía la pandemia”, admitió Trujillo. “No tenía en mi radar en absoluto el implementar el cannabis”.

Hasta fines de noviembre, 122 aspirantes a cultivadores han entregado solicitudes, según el departamento.

“Hemos tenido que aprender muchísimo”, dijo Trujillo. “Es una industria nueva, pero hay normas industriales que hemos podido obtener de otros estados”.

Empezar

“Ha sido un trecho difícil de recorrer”, dijo Kevin Lutz, quien cofundadó High Noon Cannabis este año, en la región noreste del condado de Doña Ana, con su vecino, Herman Ortiz.

Esta nueva sociedad de comerciantes está usando 70 acres de tierra en Garfield para cultivar el cannabis con un sistema hidropónico, un método de cultivo que no utiliza la tierra. Ortiz dijo que la tierra ha sido propiedad de su familia durante cinco generaciones. 

“Está enterrado en esta propiedad nuestro tastatarabuelo”, dijo Ortiz. “Yo espero que, así como se conoce al Hatch Valley por el mejor chile del mundo, podremos nosotros cultivar el mejor cannabis del mundo”.

High Noon Cannabis se basa en una granja de 70 acres cerca de Garfield, NM. Fotografía: cortesía a través de ABC-7

Lutz y Ortiz han estado preparándose para empezar su negocio durante más de un año, pero para cultivarlo para el uso recreativo tuvieron que esperar a que les aprobaran la licencia en octubre.

“Los del cannabis para uso médico ya han obtenido sus licencias”, dijo Lutz. “Si bien tienen que acatar las mismas reglas que nosotros, ellos ya lo tienen listo para salir”.

Jugadores multimillonarios

“Mi corazón realmente está en estas plantas”, dijo Armando Rascón, observando un puñado de los miles de plantas que ha cultivado para el consumo médico en el campus de Ultra Health, 14 acres en Bernalillo.

El cultivador, de 37 años, le dijo a ABC-7 que originalmente cultivó el cannabis como adolescente en su apartamento.

“En ese entonces, se veía muy mal”, dijo Rascón. “Seguía siendo muy ilegal”.

Ahora, Ultra Health tiene 23 dispensarios y una huella de 300 acres por todo Nuevo México. La empresa proyecta generar 60 millones de dólares en ingresos este año de las ventas médicas solamente. No obstante, el estado de Nuevo México ha impuesto un límite de 10 mil plantas en la producción de cada empresa.

“El estado está limitando el potencial del programa”, dijo Rascón.

Un empleado enfrasca el cannabis en el dispensario de Ultra Health en Santa Fe.

Ultra Health podrá ser responsable de la producción de 10 mil plantas y 22 variedades de cannabis, pero Rascón cree que la empresa tendrá que comprar cultivos de agricultores más pequeños porque predice que no habrá suficiente para cubrir las ventas de cannabis recreacional.

“Desgraciadamente, habrá escasez”, dijo Rascón. “Dicha escasez provendrá del límite impuesto sobre el número de plantas que pueden cultivar los productores”.

Trujillo, la reguladora del estado, dijo que no anticipaba que hubiera escasez frecuebte del producto.

“No sentimos que vaya a haber una escasez”, dijo Trujillo. Comentó que en los primeros días de ventas, es posible que algunos dispensarios se queden con poco inventario, pero no cree que sea así a largo plazo.

Trujillo le dijo a ABC-7 que no fue ella quien decidió el límite de 10 mil plantas – fueron los legisladores quienes insertaron esa estipulación en la legislación. No obstante, dijo que otros estados vieron una caída en el valor cuando los productores tenían la posibilidad de cultivar una cantidad ilimitada de cannabis.

“Lo que pasa cuando tienes superávit es que se contrae el mercado, el costo del cannabis cae”, dijo Trujillo. “La gente pierde. Sufren sus negocios”.

La protección de los usuarios de cannabis médico

Para proteger a las decenas de miles de consumidores por motivo médico, dijo Trujillo que los dispensarios estarán obligados a vender el 25 por ciento de su producto para el consumo médico durante todo el año 2022. En el 2023, esta obligación se reducirá al 5 por ciento de ventas para el consumo médico. El estado tiene la potestad de aumentar el porcentaje al 10 por ciento si se presenta una escasez.

En el campus de Bernalillo de Ultra Health se cultivan miles de plantas. Fotografía: cortesía de ABC-7

“Tenemos algunos puntos de activación que podemos mover para evitar que haya escasez”, dijo Trujillo.

No obstante, dijo Trujillo, es probable que siga existiendo el mercado negro.

“Los otros estados no han visto que desaparezca”, dijo Trujillo. “Nuestra responsabilidad, y la tomamos muy en serio, es de intentar iluminar lo que es una industria ilícita y que el estado sea quien la administre”.

***

Este contenido fue producida como parte de Puente News Collaborative, una asociación binacional de organizaciones de noticias en Ciudad Juárez y El Paso, de la que forma parte La Verdad.

Notas Relacionadas:

lo más leido

To Top
Translate »