En El País

Militares protestan por asesinato de cabo en Nuevo Laredo

Foto: Cortesía, vía elefanteblanco.mx

Militares de Tamaulipas denuncian que la muerte de uno de sus compañeros fue negada por sus superiores, quienes lo mandaron a comprar alimentos y bebidas en horario laboral; familiares y compañeros del Cabo Gabriel Cisneros exigen justicia ante la visita del presidente López Obrador

Texto: Redacción Elefante Blanco

Tamaulipas– Ante la visita a Tamaulipas del presidente Andrés Manuel López Obrador, integrantes de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) publicaron un video para pedir justicia por el asesinato del cabo Gabriel Cisneros Ramírez.

El domingo 6 de febrero del 2022, el cabo Cisneros (quien estaba estaba adscrito al 16/o Regimiento de Caballería Motorizada), fue encontrado muerto dentro de una camioneta. El vehículo era propiedad del capitán segundo Oscar Hernández Hernández.

En el video señalan que el Cabo de Caballería Gabriel Cisneros Ramírez murió de un infarto agudo al miocardio; también denuncian que los altos mandos del 16/o R.C.M. de Nuevo Laredo, no presentaron la denuncia correspondiente. Asimismo, puntualizan que los mandos del ejército manipularon reportes oficiales; en ellos señalaron que, al momento de su muerte, el Cabo de Caballería estaba franco y/o era desertor; lo cual es falso, ya que obedecía ordenes directas del Capitán Segundo.

En el video subido desde una cuenta a nombre Diego Sánchez López, se responsabiliza de los hechos al coronel José Isidro Grimaldo Reyes, comandante del 16 Regimiento de caballería Motorizada. Asimismo se señala al teniente coronel Manuel Enrique Meza Bautista; y al capitán segundo Oscar Hernández Hernández; de ordenar la salida del cabo a comprar alimentos y bebidas para un festejo y, posteriormente, alterar la situación del homicidio para evadir responsabilidades.

Altos mandos alteran informes militares

De acuerdo con la denuncia pública, el cabo Cisneros Ramírez estaba en funciones y en horario laboral cuando recibió la orden de salir a comprar alimentos. Se trasladó en la camioneta de un mando del regimiento. La indagatoria presume que al militar lo interceptaron integrantes de la delincuencia organizada, quienes lo asesinaron. Posteriormente dejaron su cuerpo frente a las instalaciones donde estuvo la Universidad del Valle de México.

Más de 5 horas después de que salió el cabo y no regresaba, los mandos comenzaron a buscarlo. Del hallazgo del cuerpo hay dos versiones: una que fue por parte de los mandos militares y otra que fue la policía estatal. A partir de ahí, acusa la familia, el comandante y el coronel alteraron los documentos. Dijeron que Cisneros no estaba en horas de trabajo y que se había robado la camioneta; sin embargo, de esto último no hubo denuncia reportada en la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas.

A la familia de Cisneros le notificaron su muerte cuando el cuerpo del militar estaba en la funeraria. No les dejaron ver el cadáver; solamente les informaron que no tenía señas de violencia y había muerto por un infarto, como refiere el acta de defunción.

Gabriel Cisneros Ramírez tenía 15 años de servicio y su familia exige que lo despidan con honores. También demandan el finiquito que les corresponde por ley. Estos derechos los perdió el militar con el informe entregado por al coronel José Isidro Grimaldo Reyes, comandante del 16 Regimiento de caballería Motorizada. El informe se entregó a la oficina del secretario de Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval González.

En el entierro del cabo, elementos de Caballería del estado de Puebla reconocieron la labor de su compañero de armas. Asimismo, rindieron honores a Gabriel Cisneros Ramírez.

***

Este contenido es publicado por La Verdad con autorización de Elefante Blanco. Ver original aquí.

Notas Relacionadas:

lo más leido

To Top
Translate »