Mujeres

Luz Raquel: todas las violencias posibles

Fotografía: Cortesía

Luz Raquel Padilla Gutiérrez, la madre-activista por los derechos de personas con discapacidad que fue quemada viva en Jalisco tras meses de amenazas. El gobernador Enrique Alfaro salió del sopor para reconocer una “descomposición social que ha cruzado cualquier límite”.

Por Daniela Pastrana / Pie de Página

Ciudad de México-Luz Raquel Padilla Gutiérrez tenía 35 años y vivía en el municipio de Zapopan, Jalisco. Era madre de un niños de 11 años de edad con diagnóstico de autismo severo y epilepsia, lo que lo hacía dependiente de tiempo completo de sus cuidados.

Había superado hace años un episodio de violencia familiar con su expareja, y durante mucho tiempo luchó para que su hijo y otras personas con discapacidades fueran protegidas por el Estado y la sociedad. Pero en el edificio que habitaba enfrentó el constante hostigamiento de sus vecinos, intolerantes con el padecimiento de su hijo.

Las acciones violentas de esa comunidad que no soportaba los ataques de furia del pequeño se reprodujeron: desde entregarle vísceras en bolsas de basura hasta pintar sus paredes con amenazas de muerte. En mayo, un vecino la atacó con cloro industrial.

Ella lo identificó. Presentó la denuncia ante las autoridades ministeriales. No tuvo respuesta. 

Entonces escribió en su cuenta de Twitter: “Hasta cuando voy a tener que vivir con miedo de que me pueda pasar algo y a mi familia y mi agresor sigue campante por la ciudad con el peligro de seguir haciendo daño”. Un mensaje acompañado de dos hashtags desgarradores: #noquieromorir #auxilio.

Nada pasó. Luz Raquel siguió escribiendo tuits sobre el motivo de su vida: las políticas de cuidados para personas con discapacidad.

“Cuidar no es problema, sino el modelo del cuidado, los cuidados especializados son intensos y requieren de conocimientos, y recaen en una sobrecarga de trabajo no remunerado, las cuidadoras merecemos desenvolvernos en un ambiente seguro en todos los aspectos”, escribió el 18 de mayo, en un tuit dirigido al Congreso de Jalisco.

También compartía frases de la escritora Jane Austen, mensajes feministas del Instituto Simone de Beauvoir, imágenes de pinturas de María Izquierdo. Retuiteaba llamados a cuidar la salud mental, a levantarse después de las caídas. Y cada tanto, volvía a las denuncias de su edificio.

El sábado 16 de julio participó en una reunión del Foro Nos Toca Cuidar, donde madres cuidadoras hablaron de sus sentires. Su último retuit es de una serie de fotografías del foro en las que aparece junto con Martha de Tagle y Patricia Mercado.

Los hashtags de ese mensaje son también el doloroso grito de muchas: #CuidaAQuienTeCuida #YoCuido 

Ese mismo día, en un parque de la colonia Arcos de Zapopan, Luz Raquel fue atacada. Al menos tres hombres y una mujer, según los testimonios de testigos, le rociaron alcohol, le prendieron fuego y huyeron del lugar. Una vecina del parque contó a la Fiscalía de Justicia que la joven gritaba pidiendo ayuda. “Una persona se quitó la camisa, la mojó y con eso la envolvieron y fue como la pagaron“, dijo la vecina.

Luz Raquel fue trasladada al Hospital Civil Fray Antonio Alcalde. Tenía quemado el 90 por ciento de su cuerpo.

Tres días después, el 19 de julio, el alcalde de Zapopan, Juan José Frangie, reportó en sus redes sociales la muerte de la joven.

“Con mucha pena y dolor recibí esta tarde la lamentable noticia del fallecimiento de Luz Raquel, a quien le arrebataron la vida tras ser una víctima de un cobarde ataque contra su persona”, escribió el funcionario.

Madre-activista

Luz Raquel Padilla Gutiérrez trabajó incansablemente por la construcción de redes de cuidado y protección para personas con discapacidad y para mujeres violentadas. 

Participó en la red Me Cuidan Mis Amigas, una colectiva que acompaña a mujeres vulneradas y en situación de violencia. En su mensaje para exigir justicia, la red describe a Luz Raquel como una “mujer resiliente, que exigía verdad, justicia y protección, además de ser la madre, sostén y mano que arropaba cada día a su pequeño”.

También colaboraba con Familias y Retos Extraordinarios, donde se reúnen madres cuidadoras para ayudar a otras familias en el cuidado de la crianza de hijos con parálisis cerebral, epilepsia, autismo y discapacidad múltiple.

Y con la colectiva Yo Cuido México y la Red de Cuidados en México, que buscan visibilizar el cuidado “como trabajo y como derecho, basado en la corresponsabilidad de la familia, sociedad, mercado y Estado”.

En sus redes sociales, Yo Cuido México informó que Luz Raquel intentó ingresar al programa “pulso de la vida”, donde un dispositivo de geolocalización permite a la víctima tener una comunicación directa con policías, pero las autoridades le dijeron que las amenazas de terceros no eran causa suficiente para que fuera agregada al programa de protección.

Tras la noticia de su muerte, la red de organizaciones civiles, activistas y cuidadoras alrededor de la República Mexicana exigió al gobierno local que actúe contra los victimarios y que asuma su corresponsabilidad en los hechos, por la omisión ante las denuncias.

Más de 80 organizaciones firmaron una pronunciamiento en el que exigen el esclarecimiento de los hechos, garantías de no repetición y la protección para su hijo huérfano, que incluya sustento económico, atención médica y cuidados.

Respuestas tardías

La información sobre un asesinato atroz, que nos pone de frente con el rostro más abominable de una sociedad que normaliza el odio y la violencia hacia lo distinto, y de unas autoridades negligentes y omisas, fue ocupando los espacios mediáticos. La información se iba conociendo de a poco, como si no quisiéramos enterarnos de una historia tan abrumadora. 

Mientras las colectivas que la arroparon iban impulsando protestas para este jueves, en Jalisco y la Ciudad de México, por la tarde de este miércoles, el alcalde de Zapopan anunció que uno de los presuntos responsables ya estaba detenido y declarando.

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, tardó más de 24 horas en reaccionar. A las 7:46 de la tarde, casi una hora después de que el alcalde anunció la detención de un posible victimario, Alfaro envió un mensaje en Twitter lamentando el “terrible asesinato”.

Aseguró que Luz Raquel sí tenía medidas de protección y que la policía de Zapopan hacía rondines y le dio atención personal. También dijo que la Fiscalía de Jalisco está investigando y atribuyó el asesinato a una descomposición social que ha cruzado todos los límites.

“Lamento profundamente esta tragedia que indigna a todos y que también nos ha mostrado la peor de las consecuencias de una descomposición social que ha cruzado cualquier límite, de una brutalidad que, más allá de la seguridad, habla de la violencia desde el núcleo de la sociedad”, dijo el mandatario.

Para Luz Raquel, sin embargo, los lamentos y acciones de los gobernantes llegan demasiado tarde.

****

Este trabajo fue publicado originalmente en Pie de Página que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar la publicación original.

lo más leído

To Top
Translate »