El Paso

Más de 200 migrantes fueron arrestados en El Paso acusados de disturbios en alambrado de púas




abril 3, 2024
Migrantes se precipitan sobre el alambre de púas instalado por Texas en su frontera con Ciudad Juárez, 21 de marzo 2024. Fotografía: Rey R, Jauregui / La Verdad-Archivo

Tras irrumpir el alambrado de púas instalado por Texas en su frontera con Ciudad Juárez, 214 personas en movilidad fueron arrestados por agentes de Seguridad Pública texana; la mayoría fueron liberados y entregados a las autoridades de inmigración. Defensores aseguran que son cargos falsos

Por Diego Mendoza-Moyers / El Paso Matters

El Paso, Texas– Un grupo de migrantes acusados ​​de disturbios cerca de un cruce del muro fronterizo en El Paso en marzo pasado permanecieron bajo custodia federal o del condado el martes, y ninguno ha sido liberado en las calles incluso después de que un juez local dictaminó la semana pasada liberar a los encarcelados por cargos estatales. . 

Los agentes del Departamento de Seguridad Pública de Texas arrestaron a más de 200 inmigrantes solicitantes de asilo por delitos menores de disturbios después de un incidente el 21 de marzo cuando unos 435 inmigrantes traspasaron una barrera de alambre de púas erigida por miembros de la Guardia Nacional de Texas y se precipitaron hacia la valla fronteriza. Un puñado de inmigrantes presuntamente agredió a los soldados. 

Después de la pelea, 214 inmigrantes fueron arrestados y encarcelados en la cárcel del condado de El Paso, dijo el sheriff Richard Wiles en una entrevista con El Paso Matters el martes. 

A cada uno de los inmigrantes arrestados se le impuso una “detención” de inmigración federal. Un migrante con una orden de detención es liberado de la cárcel en El Paso dentro de las 48 horas posteriores a su registro y luego entregado a las autoridades federales de inmigración para ser detenido

Este martes, Wiles dijo que 111 de los inmigrantes relacionados con los llamados “disturbios fronterizos” fueron liberados y luego detenidos por agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos. Los agentes de ICE deberían recoger pronto a otros 64 inmigrantes de la cárcel, dijo Wiles.  

“Notificaremos a ICE: ‘Oye, pagaron una fianza. Tienes 48 horas para venir a recogerlos.’ Y ICE lo hará”, dijo Wiles.

Migrantes se precipitan sobre el alambre de púas instalado por Texas en su frontera con Ciudad Juárez, 21 de marzo 2024. Fotografía: Rey R, Jauregui / La Verdad-Archivo

Las autoridades policiales consideraron a nueve de los inmigrantes “instigadores”, y siete de ellos fueron arrestados y permanecen bajo acusación federal por delitos graves de disturbios y asalto, dijo Hicks. Los otros dos están prófugos. 

Los 39 inmigrantes restantes que aún se encuentran en la cárcel del condado de El Paso podrían permanecer encerrados por algún tiempo.

Kelli Childress, una defensora pública que representa a los acusados ​​de delitos menores de disturbios, dijo que renunció al derecho a una audiencia de fianza para los 39 inmigrantes para que permanecieran encerrados en la cárcel del centro, donde aún puede reunirse con cada acusado. 

Si ICE detuviera a sus clientes, Childress no podría comunicarse con ninguno de ellos. Por lo tanto, los 39 inmigrantes permanecerán en la cárcel del centro bajo cargos estatales hasta que se fije la fecha del juicio, lo que podría durar meses, dijo Wiles.

“Todo lo que se necesita para que alguien viva en una cárcel hasta su caso judicial, será más de $100 por día”, dijo Wiles. “Así que ahora es sólo 39. Pero sigue siendo 39 por 100”.

El domingo de Pascua, el juez presidente Humberto Acosta dictaminó que el estado tenía que liberar a los más de 200 inmigrantes porque, dijo, la Oficina del Fiscal de Distrito aparentemente no estaba lista para ir a juicio.

Hicks, durante una conferencia de prensa el martes, rechazó esa afirmación, argumentando que su oficina no necesitaba estar preparada para el juicio del domingo y sólo tenía que estar preparada para una audiencia de revisión de fianzas. Hicks intentó reprogramar la audiencia para esta semana para que su personal pudiera pasar la Pascua con la familia, dijo. Acosta negó las mociones.

“Negamos categóricamente que el estado no estuviera listo para proceder”, dijo Hicks. 

En una conferencia de prensa separada el martes, Childress, la defensora pública del condado, dijo que los cargos contra sus clientes son “falsos” y dijo que las autoridades no tenían causa probable para arrestar a los inmigrantes después del incidente del 21 de marzo.

El vídeo que muestra el enfrentamiento entre inmigrantes y tropas de la Guardia Nacional de Texas “ha sido ampliamente malinterpretado”, dijo Childress. “Estamos planeando impugnar cada uno de los cargos”.

Los migrantes involucrados en el incidente estaban en el lado estadounidense de la frontera, pero la barrera de alambre y las tropas de Texas les impidieron llegar a la puerta fronteriza donde de otro modo podrían entregarse a los agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos y solicitar asilo formalmente. 

Hicks dijo que el sitio del motín –la Puerta 36 a lo largo del muro fronterizo cerca de Riverside High School en Lower Valley– es comúnmente utilizado como punto por la Patrulla Fronteriza para “canalizar” a los migrantes. 

Pero el 21 de marzo había alrededor de mil inmigrantes esperando en la franja más allá del muro fronterizo, por lo que la Guardia Nacional de Texas los detuvo para evitar que inundaran a las autoridades de inmigración, dijo Hicks. 

Y si bien adoptará un enfoque caso por caso, procesar a algunos de los inmigrantes involucrados en el motín enviará un mensaje para evitar que otros actúen violentamente o violen la ley, dijo Hicks.

“No se trataba de que los policías impidieran que la gente pudiera solicitar asilo”, dijo Hicks. “Es cuestión de decir: ‘No se puede salir adelante y abrumar al sistema. No se puede seguir adelante con una mentalidad de tipo mafioso’”.

La cárcel del condado de El Paso puede albergar a un máximo de mil 10 reclusos cuando todas las camas están disponibles, dijo Wiles. Hasta la semana pasada, tres pisos de la cárcel –con unas 300 camas– habían estado cerrados mientras los contratistas reparaban las tuberías de aguas residuales. 

Los contratistas concluyeron casualmente su trabajo en esos pisos el miércoles pasado, liberando un espacio muy necesario antes de que 214 inmigrantes fueran arrestados y detenidos dos días después. Alrededor de 100 personas son ingresadas en la cárcel en un día normal, dijo Wiles. 

Independientemente de cómo concluya cada uno de los casos estatales de los migrantes (ya sean absueltos o declarados culpables), “una vez que se resuelva el cargo estatal, todavía tienen esa orden de retención y ICE también los recogerá”, dijo Wiles.

***

Este contenido es publicado por La Verdad con autorización de El Paso Matters. Read this story in english.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lo más leído

To Top
Translate »